A finales de abril se celebró en Las Vegas la CinemaCon, una reunión en la que participan los dueños de las salas exhibidoras más importantes de Estados Unidos. Allí, como es habitual, se presentaron algunos de los proyectos más relevantes que se estrenarán durante el año.
Tras la polémica por el tráiler de El Hobbit, que se proyectó a 48fps en lugar de los 24 habituales, la comparecencia de Amy Miles -presidenta de la mayor empresa exhibidora, los Regal- desataba el debate al asegurar que los jóvenes debían poder utilizar el teléfono móvil durante las proyecciones. Su tesis fue respaldada por Greg Foster, dueño de los IMAX, quién explicaba cómo su hijo adolescente se siente encadenado al no poder utilizar el dispositivo en la sala y que liberalizar el uso del móvil podría atraer a más jóvenes al cine.

La polémica está abierta: ¿hay que relajar los controles del uso del móvil en las salas de cine?. Dos de nuestros redactores argumentan sus opiniones:

.

Sara Camacho – No, el uso del móvil tiene que seguir estando controlado.

Me parece increíble que la industria americana, que al final es la que sienta las bases del negocio internacional, se plantée permitir el uso libre de los teléfonos móviles en las salas. ¿Cómo va el espectador a disfrutar o padecer una película con 100 pantallitas de smartphones encendidas? ¡Con lo que distraen las luces, vibraciones y sonidos!

Claro que a los exhibidores lo que les importa es que entre público a la sala, qué más da si está o no satisfecho con el servicio que encuentra. Con que paguen los casi 8€ de la entrada, ya está el negocio hecho. Creo que la medida acabará alejando más al público fiel, al cinéfilo, al que le gusta disfrutar las historias en pantalla grande. Si el público que quieren es el de las pantallas pequeñas, que se dediquen a vender derechos para otros soportes y que nos dejen a los cinéfilos disfrutar en nuestra sala a oscuras y en silencio.

.

Oscar Bouzas – Sí, hay que saber evolucionar según los avances de la sociedad.

Vamos a ver, vamos a ver. Nos estamos quejando siempre de que a la sociedad le cuesta asimilar los cambios tecnológicos. Cada vez que alguna autoridad dice lo contrario, se le etiqueta de progre populista, de visionario o de insensato. ¿No es más insensato el que ni se plantea los cambios?

Seamos consecuentes y prediquemos con el ejemplo. ¿Cuántos TT de Twitter llegan porque echan una película en la televisión? Imaginaos si eso mismo se aplica desde las salas de cine. Hasta sería bueno de cara a obtener críticas expontanéas que nos ayudasen a dilucidar las dudas que teníamos a la hora de pagar los 8  euritos de turno. No nos quedemos atrasados en el tiempo, por favor.

.

Vuestro turno. ¿Qué opináis de todo esto? ¿Creéis que es justo calificar de anticuados a los antimóviles? ¿Pensáis que el boom de Twitter puede llegar hasta las salas de cine? ¡Somos todo oídos!

.

.

Y recordad que también puedes seguir todas nuestras novedades cómodamente a través de:

Facebook: Quién te ha visto y quién TV

Twitter: @YquienTV

E-mail: quientehavistoyquientv@gmail.com

.