¿Qué tienen en común Marylin Monroe, una prostituta llamada Saraghina y Björk? Pues que todas son mujeres, claro, y que quedaron inmortalizadas en una escena de baile. Desde el más sexy hasta el más extraño e inusual, esta lista contiene algunas de las escenas más pintorescas de la historia del séptimo arte. Vamos allá:

.

10.- BAILANDO EN LA OSCURIDAD, 2000

Aunque pueda parecerlo, no es Ginger Rogers, sino la enigmática y excéntrica Björk en una película musical de Lars Von Trier. Combinación bizarra donde las haya, ¿verdad? La música fue compuesta por la misma cantante, hecho que explica su naturaleza… inusual. Una pieza que pocos serían capaces de concebir, y que no todos saben admirar.

.

9.- LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS, 1953

No sabemos quién pudo, como dice la canción, romper el corazón de estas dos bellezas en Little Rock, pero desde luego no las vio antes bailar. Marylin Monroe y Jane Russell, dos bellezas antagónicas del viejo Hollywood que solo tenían en común una cosa: la sinuosidad de sus curvas. Bueno, y un provocativo traje rojo que deja en evidencia a la pierna de Angelina Jolie en la pasada entrega de los Oscar.

http://www.youtube.com/watch?v=iqBIhPOFA5w&feature=related

.

8.- CARO DIARIO, 1993

Comentaba Nanni Moretti en ‘Caro Diario‘ que una de sus grandes frustaciones en la vida era no saber bailar. No obstante, su cuerpo no puede evitar verse arrastrado por el ritmo de Silvana Mangano y su “Negro zumbón” cuando oye la melodía en la televisión de una panadería. Aunque es cierto que aquello de la coordinación no es lo que mejor se le da al italiano, el baile de original es insuperable. ¡Cuidado porque se pega!

.

7.- CABARET, 1972

Liza Minnelli interpreta a Sally Bowles, una bailarina de un local de moda en un Berlín que vive el auge del nazismo. Si bien es cierto que en la trayectoria de la hija de Vincente Minnelli y Judy Garland solo hay un par de papeles destacables, en esta película su interpretación es soberbia y este baile marcó un hito en la historia del cine musical, que por aquel entonces se encontraba ya en horas bajas. ¡Qué vivan esas patillas, Liza!

.

6.- CISNE NEGRO, 2010

Unos dicen que Natalie Portman adelgazó unos cuantos kilos y entrenó duro para darlo todo en Cisne Negro, afirmando incluso que el 85% de las escenas de baile fueron grabadas por la propia actriz. No opina lo mismo la bailarina Sarah lane, doble de cuerpo de Portman, que indignada grita a los cuatro vientos que todo el trabajo fue suyo y que las escenas de baile grabadas por la actriz no llegarían al 5%. Bueno, Natalie, te perdonaríamos que realmente solo bailases el 5% de la película, y que utilizases una doble de cuerpo a la que se le pegaba tu cara digitalmente… Te lo perdonamos porque nos caes bien, y porque estás sublime en Cisne Negro.

.

5.- DEATH PROOF, 2007

Tanto si conocéis esta escena como si no, coged aire antes de verla. Que las bandas sonoras de Quentin Tarantino son un puntazo lo sabemos todos, y más si al oír canciones como Down in Mexico somos capaces de reproducir estas imágenes en nuestra mente. Vanessa Ferlito y su short quedaron inmortalizadas de esta guisa en esta película slasher del director americano. Algunos afirman que Kurt Russell aún sigue con fiebre.

http://www.youtube.com/watch?v=CraXMW9s06E

.

4.- TACONES LEJANOS, 1991

No, el cine patrio no se iba a ir de vacío en el ranking. Vale, no es una mujer, pero no podemos negar la buena intuición tuvo Almodóvar al encomendar el doble papel de juez y Femme Letal al ambiguo Miguel Bosé. ¿No pensáis que lo borda? Yo he de confesar que ya me sé la coreografía.

.

3.- CANINO, 2009

Si juntas en una misma película unos padres que nunca han dejado salir de casa a sus hijos y una escena de baile, no puede salir otra cosa que esto. Extraña donde las haya, esta joya griega proporciona no pocos momentos surrealistas como este. Recuerdo que en el cine no dejaba de pensar en qué momento iba a estallar la bomba que llevaba dentro esa chica. Otros solo preguntaban si alguien sabía qué droga era esa.

.

2.- OCHO Y MEDIO, 1963

El propio Fellini comentó que él descubrió el cuerpo de la mujer a través de una prostituta a la que pagaban para que bailase en las playas de su Rímini natal. La Saraghina, que es el nombre con la que bautizaría el director italiano en la ficción, fue interpretada por la actriz amateur Edra Gale en esta película en la que el director recopila recuerdos de las mujeres de su vida. Años después, en 2009, Fergie – la de los Black Eyed Peas –  tuvo el honor de reencarnarla. Aunque, francamente, donde esté la original y la música de Nino Rota…

.

1.- METRÓPOLIS, 1927

Y el número uno se lo lleva Fritz Lang, en una de las más grandes películas jamás hechas, Metrópolis. En esta extravagante danza, la idealista María, que en verdad no es María sino un robot al que han transferido su cuerpo, baila para seducir y persuadir a los mismos hombres que planean una revolución contra los empresarios que acabe con su esclavitud. Yo no sé a ellos, pero a mí me hipnotiza.