El Príncipe de Bel-Air fue una de las series que marcó la infancia de varias generaciones y que de paso catapultó al estrellato hollywoodiense a un joven rapero de barrio llamado Will Smith. Una especie de realidad ficcionada en la que el protagonista de Independence Day se iba a vivir a la lujosa mansión de unos familiares lejanos. El tío Phil, el mayordomo Geoffrey, su amigo – también en la vida real – Jazz, Ashley, Carlton…

La familia Banks nos dejó una infinidad de momentos memorables acompañados de risas enlatadas. Fue no de los paradigmas de la sociedad noventera acompañada de colores estridentes y vestuarios estrafalarios. Y aunque de vez en cuando había situaciones dramáticas que nos hacían identificarnos con sus problemas cotidianos, nadie duda que lo que por allí imperaba era el humor. Y permítanme ustedes que de entre todas las escenas míticas que nos regaló el Fresh Prince, me quede con los puntazos de Carlton Banks cuando se desmelenaba para cantar el ‘It’s not unusual‘ de Tom Jones.

Ese baile tan característico retorciendo los brazos y agitando de un lado a otro su cadera son incomparables. Alfonso Ribeiro – que así se llama el actor – está ahora tan gordo que parece que se hubiese comido al mismísimo tío Phil, pero en sus momentos de gloria era muy difícil de superar. Y para recordarlo como es debido, os dejamos aquí un enlace a uno de sus bailes:

.

.

.

Y recordad que también puedes seguir todas nuestras novedades cómodamente a través de:

Facebook: Quién te ha visto y quién TV

Twitter: @YquienTV

E-mail: quientehavistoyquientv@gmail.com

.