Si el otro día hablábamos sobre la saturación – o no – del cine de superhéroes, ahora nos toca enfocar este tema al mundo de las series y su reciente obsesión por llevar las tramas de los cuentos clásicos a la ficción televisiva. El cine ya ha hecho su parte con Mirror, Mirror, Blancanieves y la leyenda del cazador e incluso la extraña Caperucita Roja (¿A quién tienes miedo?). Y la televisión, que de unos años a esta parte no piensa dejar que el cine le tome la delantera, ha hecho lo propio con la ya comentada Once Upon A Time y ahora, también, con Grimm.

David Greenwalt —co-creador de Buffy Cazavampiros y Angel— y Jim Kouf —La búsqueda, Entre fantasmas— firman esta serie policial de corte fantástico que se basa en los cuentos de hadas que nos contaban nuestros padres de pequeños. Resulta que estos no eran solo historias para ayudarnos a dormir, eran advertencias. Eso es lo que descubrirá el detective Nick Burkhardt (David Giuntoli) – y nosotros con él –  cuando empiece a detectar que, bajo la apariencia de gente corriente, hay toda una serie de criaturas fantásticas agrupadas en clanes que el común de los mortales no puede ver. Tan solo él, el último descendiente de un linaje de cazadores conocido como ‘Los Grimm’, sserá capaz de apreciar la verdadera cara de estas criaturas sobrenaturales. Y descubrirá además que, por suerte o por desgracia, su deber será combatirlos para cumplir la misión que su linaje lleva ejerciendo desde tiempos inmemoriales: proteger a los seres humanos de los monstruos… aunque eso le obligue a llevar una peligrosa doble vida como detective/Grimm.

Policías y cuentos de hadas

Se trata, por tanto, de una nueva readaptación del mundo de los cuentos clásicos de los hermanos Grimm. Otra vuelta de tuerca a lo ya hecho en Once Upon A Time, pero en lugar de separar el mundo real y el de fantasía, se ha optado por fusionar los dos y destacar el reverso tenebroso de las historias. Y es que, a poco que uno se informe, sabrá que la mayoría de los cuentos de hadas son verdaderos relatos de terror. La serie Grimm respeta el espíritu y la atmósfera de los originales y los lleva a la época actual con crímenes de por medio.

En definitiva, el resultado es una curiosa mezcla de Buffy, Expediente X e incluso Fringe, por lo extraño de los casos del policía-cazamonstruos. Una serie que no busca más que entretener mostrando al espectador un mundo imposible y estimulante, lleno de misterios, donde los buenos de los cuentos que todos escuchamos alguna vez pueden no ser tan buenos y los malos pueden haberse reformado… o ser la persona que menos te esperas. A destacar, sin ir más lejos, el personaje del ‘lobo feroz’ reformado Eddie Monroe (Silas Weir Mitchell), el contrapunto cómico al, en mi opinión, poco carismático protagonista.

Por cierto, que la segunda temporada de Grimm ya tiene fecha de estreno, como destacábamos en nuestro calendario de series de otoño. Será el 13 de agosto, así que los que se hayan sentido atraídos por esta serie policiaca que mezcla acción y fantasía a partes iguales, están aún a tiempo de ponerse con la primera temporada. Os lo digo yo, que en apenas una semana me tragué de un tirón sus 22 episodios y me he quedado con ganas de más…

Aquí os dejo el tráiler, para picaros un poquito con la serie:

.

.

Y recordad que también puedes seguir todas nuestras novedades cómodamente a través de:

Facebook: Quién te ha visto y quién TV

Twitter: @YquienTV

E-mail: quientehavistoyquientv@gmail.com