Ese pequeño precio que tenemos que pagar para ver nuestras queridas series es el tener que sufrir a algún que otro personaje que no agrada a nadie y que, sin pensarlo dos veces, la mayoría de los telespectadores borraríamos del mapa televisivo. Puede que algunos den juego en la trama, a otros puedes llegar a entender su odiosidad, pero muchos de ellos… ¡no hay por dónde cogerlos! Suelen ser los mismos para muchos, aunque siempre hay caprichos personales contra algunos en concreto. Lo que sí suele hacer mucha gente es criticar a este selecto grupo de personajes a través de Twitter. La red social es el sitio perfecto para dar rienda suelta al ingenio y poner verdes a los personajes que más se nos atragantan. ¿Queréis algunos ejemplos de estos personajes?

.

Rachel Berry (Glee): es todo lo que no querrías en una amiga: egocéntrica, llorona, con aires de diva, egoísta… ¡Las tiene todas! Además, los seguidores de la serie -los gleeks– se quejan habitualmente de un exceso de concentración de la trama sobre la relación de Rachel y Finn, quedándose en el olvido a muchos otros personajes de la serie de Ryan Murphy.

Lori y Carl Grimes (The Walking Dead): madre e hijo son, en muchas ocasiones, un lastre para el grupo y para Rick en particular. La actitud que ha tenido la otrora Sara Tancredi no hay por donde cogerla. Lo único que hace es reprochar, protestar y malmeter. Y su hijo… poco se puede decir de él. Carl se pasea por la serie recibiendo todo tipo de órdenes que nunca cumple, y por ello, siempre las lía. Pobre Dale…

Joffrey Baratheon (Game of Thrones): ¿quién no aplaude cada vez que el rey Joffrey es abofeteado por su tío Tyrion? No solo por lo mucho que gusta el enano -ganado a pulso- sino por el odio que se le profesa entre la audiencia al niñato de ojos azules. No hay persona más cruel y despiadada que él, y estas no son las mejores cualidades para un rey con poder ilimitado. Se enorgullece de llevar la corona de rey pero es el primero en escapar por la puerta de atrás en cuanto tiene oportunidad. ¡Viva el Rey del Norte!

Hannah Horvath (Girls): si antes comentábamos que Rachel Berry no es la amiga más recomendable, al lado de Hannah aún tiene un pase. Hannah se caracteriza por un tipo de egoísmo y egocentrismo diferente. Es de las que solo se preocupa y habla de sus problemas, se aprovecha de los asuntos ajenos para tener inspiración y no paga ni una factura. Precisamente, una discusión en la que Marnie le reprocha todo lo reprochable en la recta final de la serie es el motivo por el que las dos amigas dejen de vivir juntas. Vamos, que Hannah es toda una aprovechada y los demás no están por la labor de pasárselo más por alto.

Sookie Stackhouse y Tara Thornton (True Blood): no se puede negar que cualquiera de las dos ha tenido una vida complicada. El hecho de que tus padres se murieran trágicamente cuando eras joven y que tu madre esté chiflada, tiene que afectar. Pero el resto de personajes de la serie también tienen una mala suerte horrible y no por ello andan paseándose por Bon Temps con cara de pena y poniendo pucheros. ¿Dejaréis de meteros en líos absurdos esta temporada? Seguro que Sookie sigue a las andadas, pero puede que Tara nos sorprenda con su nueva “vida”. Mención especial a la cara de panoli de Sookie y su tendencia a desnudarse.

Dev Sundaram y Ellis Boyd (Smash): el primero se ha ido perdiendo a lo largo de la temporada, pasando de ser el novio perfecto a no hacer nada bien; mientras que el segundo es la persona más fría, calculadora y ambiciosa que podemos ver en toda la serie. ¡Y mira que la trama se centra en el showbusiness! Bien es cierto que el odio se concentra mucho más en Ellis, pero a Dev también le cae lo suyo. Aunque – suponemos – que no tiene nada que ver con lo poco bien que les cae a la audiencia sus personajes, se rumorea que ninguno de los dos volverá para la segunda temporada de Smash. En el caso de Dev, se entiende el adiós temprano del personaje por sus problemas con Karen. Pero, ¿cómo justificarán la salida de Ellis?

Prácticamente todo el reparto de Revenge y Pretty Little Liars: el hecho de que ambas sean semi-telenovelas con una preocupante carencia de talento y mil giros de guion que no concuerdan, no ayuda. Los personajes no consiguen tener tramas coherentes y mucho menos, ¡personalidades lógicas! Ejemplo de esto son Declan y la falsa Amanda o Emily y Mona, respectivamente.

Y vosotros, ¿a quién odiáis? ¡Hay un montón de opciones más entre las que elegir! Louis Litt (Suits), Lady Edith Crawley (Downton Abbey), April Kepner (Grey’s Anatomy)… incluso el Señor Chang (Community).

.

.

Y recordad que también podéis seguir todas nuestras novedades cómodamente a través de:

Facebook: Quién te ha visto y quién TV

Twitter: @YquienTV

E-mail: quientehavistoyquientv@gmail.com

.