Último episodio emitido: 3×18 – My Brother’s Wedding.

Fecha de regreso: 11 de septiembre.

Después de la tan esperada boda de Crosby y habiendo hechos las paces con Adam, los honorables dueños del Luncheonette llegan a la decisión de no vender el negocio y seguir apostado por él, sin importar cuantos millones podrían embolsarse. Por otro lado, Sarah le confiesa a Mark que no quiere tener más niños y que por no obligarle a tener que renunciar a cosas por ella, es mejor que dejen su relación. Pero claro, una boda es una boda y el bueno de Mark se “cuela” para proponer matrimonio a Sarah. La última en discordia, la pobre Julia, tiene que tirar hacia delante como pueda para dejar atrás el bebé que casi tuvo entre sus brazos; mientras Joel y ella deciden intentar con la adopción. Y milagrosamente, sus deseos son órdenes y llega a su casa un niño que ya no cabrá en la cuna que tenían a medio empaquetar.

¿Qué podemos esperar esta temporada?  Una nueva boda en la familia, los inicios de dos nuevos miembros en la familia Braverman, más líos de trabajo en el Luncheonette, mucha menos Haddie y más Amber, esperemos que no tengamos un embarazo no deseado de la novia de Drew y, seguramente, más problemas económicos para Adam y cía.

.

.

Último episodio emitido: 8×24 – Free Family Portrait Studio.

Fecha de regreso: 20 de septiembre.

Varios regresos y despedidas hemos visto en el último capítulo de la temporada. Ya hemos dicho adiós a Robert California y a Sabre; pero para compensar su salida, han vuelto pisando fuerte David Wallace –nuevo dueño de Dunder Mifflin– y Andy a la oficina. La pelirroja Nellie se ha salido con la suya y ha conseguido que Andy la contrate, a pesar de ser esta la que le quitó –de una forma un tanto particular– su anterior puesto. Y aunque las cosas parecen volver a estar en su sitio, Dwight pone patas arriba la vida de Angela con su intento (y logro) de conseguir el ADN de su bebé y con el esperado beso entre ellos dos.

¿Qué podemos esperar esta temporada?  El éxito y/o fracaso del nuevo dúo formado por Andy y David, Nellie buscado más protagonismo en la empresa, nuevas locuras de los secundarios más queridos de la serie, un nuevo Dwight con instinto paternal, un posible divorcio para Angela, y menos apariciones de los personajes de Kelly y Ryan por compromisos de los actores.

.

.

Después de haber leído esto, ¿hay ganas de la vuelta a la rutina semanal de las series o podéis manejar todavía el mono de una forma razonable? ¡Contadnos qué pensáis!