Alguien dijo que hay dos cosas que mueven el mundo: el sexo y el dinero. No sabemos si en ese orden o no, lo que sí es cierto es que en la historia del cine no son pocas las películas cuyos personajes principales presentan problemas para desenvolverse satisfactoriamente en el terreno sexual. Frigidez, adicción al sexo, parafilias o fantasías sexuales bizarras… En este nuevo ranking os proponemos diez películas que ponen de manifiesto que, no importa la nacionalidad ni la condición social, el sexo nos gusta y nos preocupa a partes iguales.

 10.- BELLE DE JOUR. Luis Buñuel, 1967

Luis Buñuel supo escoger bien a su protagonista para esta película con la que ganó el León de Oro en el festival de Venecia. Y es que Catherine Deneuve emana la sofisticación, el misterio y la gélida seducción que requiere el personaje de Sévérine, una mujer de la alta sociedad que, hastiada por la poco satisfactoria vida sexual que su frigidez le aporta, decide trabajar en un prostíbulo diurno. Allí tendrá que satisfacer las fantasías más descabelladas de sus clientes, algo que a pesar de todo parece no importarle, mientras vive resignada en su monotonía matrimonial. Como siempre, Buñuel y su empeño en rebuscar en los rincones más oscuros de sus personajes.

.

9.- SHORTBUS, John Cameron Mitchell, 2006

¿Puede haber algo más frustrante para una terapeuta sexual que no haber sentido nunca el placer de un orgasmo? Para Sofía es una gran traba en su vida, por eso no duda en acudir al Shortbus cuando uno de sus pacientes se lo recomienda. El Shortbus es un local en Nueva York dedicado al a la cultura alternativa y al sexo, donde la sexualidad se vive y se comparte con total naturalidad. De alguna manera, es la representación del sexo en el mundo contemporáneo occidental. La cinta es célebre por las famosas escenas de sexo explícito, pero para aquellos reticentes os advierto: el director consigue que aquello que menos te importe sea ver el miembro viril del actor de turno.

.

8.- A SERBIAN FILM, Srdjan Spasojevic, 2004

El protagonista de ‘A serbian film’ es Milos, un actor porno retirado en apuros económicos que recibe una suculenta oferta: rodar con productora que está preparando una película de porno experimental, una mezcla de sexo violento, snuff y un nuevo género llamado ‘new born porn’ —no entraré en detalles…—.Cuando descubre de qué va el pastel, Milos decide no seguir, pero el director no está dispuesto a perder el tirón de la fama del actor y hará lo posible para mantenerlo en la película. A serbian film’ fue censurada en España y su explotación comercial quedó relegada a los cines X. Tanto fue el revuelo que montó el estreno en nuestro país que un juez imputó al director del Festival de Sitges por proyectarla, ya que según su criterio era una clara exhibición pública de pornografía infantil.

.

7.- SHAME, Steve McQueen, 2010

Y no salimos de la ciudad que nunca duerme, porque Steve McQueen también eligió la ciudad de los rascacielos para contar la historia de Brandon, un atractivo treintañero de éxito con un serio problema que afecta a su vida: es adicto al sexo. Películas porno, páginas de contactos, encuentros furtivos con desconocidas, prostitutas… Cualquier vía es válida con tal de dismiuir su sobredosis de testosterona. Pero, a pesar de que muchos querrían que sus vidas se asemejaran un poco a la suya, esta necesidad imperiosa y urgente no es más que una nimia válvula de escape que se desmoronará cuando el protagonista se dé cuenta de que es totalmente incapaz de mantener una relación con un mínimo de profundidad.

.

6.- LA PIANISTA, Michael Haneke, 2001

El director germano-austríaco Michael Haneke esbozó en ‘La pianista‘ uno de los personajes más inquietantes que he tenido el placer de ver, a quien daría vida, más que interpretar, la superlativa Isabelle Huppert. La francesa encarna a una profesora de piano que imparte clases en un prestigioso conservatorio, hija de una madre sobreprotectora, dominante y controladora, que la ha educado bajo una batuta opresora y estricta. Su castrada niñez le supondrá consecuencias de por vida, que se reflejará en una tendencia sexual hacia lo macabro.

.

 5.- EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS, Nagisa Oshima, 1976

En este clásico del cine erótico, una prostituta se enamora perdidamente del dueño de una casa de tés. Su relación es tan intensa como sus frecuentes encuentros sexuales, que llegan a ser para ambos lo único importante en su vida diaria. Todo empieza a torcerse cuando la joven comienza a obsesionarse tanto por su marido que, más que desearlo, desea poseerlo, y los límites entre el amor y el dolor no acaban de vislumbrarse. Dos curiosidades: su título en japonés es ‘Ai no korrida‘ , y en su paso por el festival de Cannes llegó a ser proyectada hasta 13 veces por la alta expectación que generó en su momento los números encuentros sexuales explícitos que mantienen los personajes en la película, osadía por la que la película fue censurada en muchos países y por la que Oshima ganó el premio al mejor director en Cannes.

.

4.- REPULSIÓN, Roman Polanski, 1965

Y parece que el férreo rostro de la actriz francesa era fácil de asociar a féminas con problemas sexuales para algunos directores, porque la señora Deneuve vuelve a aparecer en el ranking de la mano de Polanski. En este drama psicológico encarna el papel de Carol, una joven esteticista que vive en Londres con su hermana. Carol es tímida y muy introvertida, y no es fácil para ella entablar una relación con un hombre. Siente una contradictoria sensación de atracción-repulsión hacia el género masculino que la llevará a despreciar a todo aquel que se intente acercar a ella. Esta película es un viaje psicológico hasta el pasado más remoto de Carol y nos manifiesta, con la sutileza que solo un grande del cine puede tener, que todos los traumas tienen un detonante.

.

3.- EL SABOR DE LA SANDÍA, Tsai Ming-Lian, 2005

He estado 10 minutos intentando buscar el género exacto que puedo atribuir a esta película, pero lo siento, es inclasificable, ya desisto. Comedia negra, drama, cine erótico, musical… Y bizarra. Esta cinta taiwanesa, repudiada y amada a partes iguales, nos sitúa en un Taiwán inmerso en una gran sequía, donde las sandías se han convertido en el preciado sustituto del agua debido a su gran cantidad de líquido. De hecho, tan grande es el amor que la población profesa hacia el melón que se ha convertido en una especie de sustitutivo a nivel sexual, y os aseguro que ver a un hombre penetrando una sandía mientras su mujer gime como una loca es una imagen que se os perpetuará en la retina.

.

2.- GARGANTA PROFUNDA, Gerard Damiano, 1972

Estoy seguro que si alguien le hubiese dicho a Damiano que su película se convertiría en un hito en la historia del cine se habría muerto de la risa. Porque ‘Garganta profunda’, protagonizada por Linda Lovelace, se rodó con un ridículo presupuesto de 47.000 dólares y arrasó en la taquilla mundial, entre otros motivos porque fue la primera película pornográfica en exhibirse en todo tipo de salas, no solo en las X. ‘Deep Throat’, en su título original, nos cuenta la historia de una mujer que, asustada porque nunca ha llegado al orgasmo, acude a un sexólogo, quien le comunicará que por una mutación genética tiene su clítoris en la garganta y que solo podrá tener una vida sexual plena si practica felaciones, digamos, en profundidad.

.

1.- SALO O LOS 120 DÍAS DE SODOMA, Pier Paolo Pasolini, 1975

Basada en la obra ‘Los 120 días de sodoma‘ del Marqués de Sade, esta película de culto italiana está considerada como una de las más atroces de la historia del cine. ‘Saló‘ se desarrollá en la República de Saló, en el norte de Italia, durante la ocupación nazi. La historia gira en torno al secuestro y tortura de 18 jóvenes por parte de cuatro hombres poderosos, quienes utilizarán a los cautivos como simples objetos destinados a satisfacer sus placeres sexuales más excéntricos. El director fue asesinado poco antes del estreno de la película, en circunstancias nunca esclarecidas, pero que según aseguran están relacionadas con intereses de algunos políticos que no querían voces discordantes como la suya.

.

 Estos son solamente unos ejemplos, pero sabemos que hay muchísimos más. ¿Cuáles añadiríais a la lista?