Perdidos_en_La_Mancha_Lost_in_La_Mancha-998957842-largeHace unos meses, salió a la luz una noticia sobre el nuevo proyecto de Johnny Depp. Una nueva película bajo el amparo de Disney contando las andanzas del caballero español más internacional y famoso: Don Quijote, el personaje de ficción creado hace varios siglos por Miguel de Cervantes. La novela de las letras españolas más traducida ha dado mucho juego a raíz de su peculiar protagonista, un hombre tomado por loco que defiende la libertad.

Curiosamente, al margen de esta, Johnny ya participó antes en una cinta sobre Don Quijote, pero el proyecto se fue al traste. Terry Gilliam, director y antiguo miembro de los Monty Python, estuvo más de 10 años, hasta el 2000, intentando dirigir The man who killed Don Quixote, pero la leyenda negra hizo efecto: problemas de financiación, enfermedades, retrasos, mal clima… Finalmente, se quedó en un documental llamado Lost in La Mancha a partir de imágenes del making off del rodaje, con Depp y Jean Rochefort -nominado al Goya por El artista y la modelo– como el hidalgo.

El caso de Gilliam recuerda al sonado estrépito de Orson Welles. Durante varias décadas, el director de Ciudadano Kane (1941) aceptó ofertas de trabajo como realizador, actor o productor para poder financiar la producción que él imaginaba, a la que dedicó alrededor de treinta años de trabajo desde 1955 hasta 1985. Pese a rodar escenas cada vez que podía, el que su duración fuera cada vez mayor y problemas de financiación y derechos sobre sus cintas con los productores de Hollywood hicieron que no llegara a concluir el film. Sin embargo, Jesús Franco, siguiendo indicaciones, sí que terminó de montar Don Quijote de Orson Welles (1992), que tuvo una acogida realmente fría.

Decenas de directores y actores, diversos resultados

don-quixote-welles-descontextoAdemás de las incontables y diversas adaptaciones teatrales, la primera versión realizada del Quijote de la que se conservan imágenes data de Francia en 1903, Les aventures de Don Quichotte de La Manche. A partir de ese momento, todo tipo de géneros: cine mudo, versiones dramáticas, más ajustadas a la obra literaria o adaptadas a la época actual, o comedias como Don Quijote cabalga de nuevo (1973), con Fernando Fernán Gómez y Cantinflas como Alonso Quijano y Sancho Panza.

Con el paso de los años, las versiones más logradas siguen siendo las de 1933, de Georg W. Pabst, y 1957, Don Kijot, esta última realizada en la URSS por Kózintsev, por lo que habla de la lucha de clases y aboga a favor del comunismo. En Hollywood se han realizado muchas versiones para televisión o cine, e incluso un musical, Man of La Mancha, con su correspondiente adaptación cinematográfica (1972) protagonizada por Peter O’Toole como Quijote y Sophia Loren como Dulcinea.

En nuestro país, la versión teatral fue protagonizada por José Sacristán, ganador del Goya a Mejor Actor este año y, además, existen dos grandes producciones fieles a los textos: la realizada por Vicente Escrivá en 1959, y la serie para TVE de 1992, El Quijote de Miguel de Cervantes, interpretada por Fernán Gómez de nuevo, y esta vez con Alfredo Landa como Panza. De esta producción sería continuación en 2002 El caballero Don Quijote, con Juan Luis Galiardo y Carlos Iglesias, a quien ya entrevistamos por aquí hace unos meses.

Todas ellas son las más nombradas de una lista que incluye otros proyectos perdidos o inconclusos, otros que supusieron un fracaso, o dos excepciones del conjunto de cintas: un Quijote en animación 3D, Donkey Xote (2007), y una nueva obra de 2010, hecha en China y con personajes de la época feudal asiática. Una historia inmortal que ha perdurado por sus temas: libertad, lucha, locura, defensa de los ideales… ¿Creéis que Depp estará a la altura? ¿Pensáis que hubiera sido una buena película la realizada por Gilliam y Depp, si se hubiera terminado? ¿Y la de Welles? ¿Quién creéis que es el loco, Don Quijote o el mundo?

.