Don Draper

Don Draper demostrando cómo tenía que haberse comportado en el funeral. 

¿Queríamos Mad Men? Pues venga, dos tazas para empezar la sexta temporada. Así lo decidió Matthew Weiner, el showrunner de la serie más exitosa del último lustro. Los publicistas más trendies retornaron a la pequeña pantalla de Estados Unidos en la noche del domingo y con ellos se abre una nueva estela en la vida de su protagonista, un Don Draper que ha iniciado un prometedor camino hacia la autodestrucción que marcará la pauta de aquí al final de la saga. Él será el punto central, el cono sobre el que pivoten los demás personajes. Sin embargo, a diferencia de él, todos los demás parecen ir a mejor.

Roger Sterling y Betty Francis se encaminan hacia la bondad al dar la espalda a sus desmedidos egos tendiendo la mano a los demás; Peter y Peggy, que viven por y para el trabajo, comienzan a recibir los frutos de sus baches pasados y Megan de repente parece la cabeza visible de su matrimonio y ahora es ella quien firma autógrafos a la gente mientras Don aparece sin ese poder de persuasión indestructible al que nos tenía acostumbrados e incluso falla en la venta de una campaña… por no hablar de su pequeño traspiés en el funeral de Madre Sterling.

Betty

Para nosotros siempre será Betty Draper.

Adiós invulnerabilidad

Nuevamente se confirma que, a pesar de que se llame Mad Men, las quemanejan el cotarro en esta producción estadounidense son las mujeres. Y a partir de ahora lo será todavía más con Sally crecidita, Henry desaparecido en combate, Bert prácticamente desahuciado porque ni siquiera sale en el doble capítulo y Joan como socia a plenos derechos de una compañía que va a mejor… pero no gracias a las tareas de Dick Whitman.

En definitiva, un inicio menos contundente que el de la pasada temporada¿hace falta recordar el shock con el sobrepeso de Betty?—pero igual de firme y fiable que nos reafirma en que si hay que encomendarse a algún producto a día de hoy, ese debe ser Mad Men, tal y como hicieron los 3,4 millones de yankees que siguieron el estreno en directo¡In Don We Trust!

.

¿Qué os ha parecido a vosotros este retorno de la sexta temporada? ¿Colmó vuestras expectativas o no era exactamente como lo habíais imaginado durante tantos meses? ¡Esperamos vuestras impresiones sobre qué le deparará a Don esta temporada!