marina comas (1)Soy Marina Comas, actriz por casualidad. Antes de que empezara todo el show, yo nunca me había planteado ser actriz, es más, tenía miedo escénico y era muy, muy tímida. Todo empezó cuando mi hermana sacó una hoja mal doblada de la maleta donde ponía: “Casting en Vic para la película ‘Pa negre‘”. Ella insistió en que quería ir y como las dos entrábamos en la franja de edad, nos presentamos para vivir la experiencia de hacer un casting. Pasé tres fases y me escogieron.

Al principio no tenia ni idea de en dónde me había metido, pero pronto empezamos los ensayos, las pruebas de vestuario, maquillaje… Hasta ese momento todo era desconocido para mí y poco a poco iba viendo la dimensión de aquello.

Hasta que llegó el rodaje. Recuerdo que el primer día estaba muy nerviosa, no sabía nada, pero enseguida me sentí cómoda. La gente del equipo era muy maja y nos lo pusieron  todo muy fácil. Con el niño protagonista, Francesc Colomer, también hubo muy buen rollo y realmente nos divertimos un montón.

Después de dos meses de rodaje, esperamos un año a que se estrenara en el Festival de San Sebastián y luego empezaron los viajes y los premios, que es lo que menos nos esperábamos. Yo siempre oía decir: “Será una película buena, pero no sabemos hasta que punto”. Seguro que lo que ha pasado no se lo esperaba ni el más optimista, pero qué casualidad cruzarse con un gran autor, Emili Teixidor; una gran productora, Massa d’Or; y gran director, Agustí Villaronga. Nunca podré agradecer todo lo que me ha aportado esta película, tanto como actriz, como persona.

.

.