gatsbyEste viernes llega a nuestras carteleras uno de los estrenos más esperados del año. Hablamos como no podía ser de otra manera de El gran Gatsby, la última ostentación visual del australiano Baz Luhrmann, que llega a nuestro país sobada de numerosas críticas que no se aclaran en si es buena o mala y parece ser que, como todo, será cuestión de gustos. Para más expectación, ha conseguido arrastrar a multitud de estadounidenses a las salas de cine, plantando cara al insuperable estreno que consiguió Iron Man 3. Además, el Festival de Cannes inaugurará su espectáculo con esta cinta que promete dar que hablar, aunque se quede fuera de concurso.

Con tanta expectación que ha provocado, es imposible no saber que esta cinta lleva al celuloide la gran obra homónima de Scott Fitzgerald, cuya magnitud y sutileza es difícil de traspasar a la pantalla, pese al dicho que dicta que una imagen vale mil palabras. Ya lo intentó en su día, con discreción, Jack Clayton con guion del mismísimo Francis Ford Coppola y protagonizado por un seductor Robert Redford, aunque esta no ha sido la única adaptación del clásico americano. Sea la versión que sea, nos vienen a contar la misma historia, la del joven Nick Carraway, que tras su mudanza conocerá a su millonario y misterioso vecino, el señor Gatsby, el cual vive obsesionado con un amor pasado y que arrastrará a su nueva amistad a un mundo envuelto de fiestas y leyendas.

El reparto que dará vida y forma a este nueva nueva cinta de Luhrmann –el quinto largometraje de su filmografía- no podría ser más vistoso: el estupendo Leonardo DiCaprio dará vida al ilustre personaje –¿le caerá un dichoso premio de una vez?– y estará acompañado de Tobey Maguire y la siempre brillante Carey Mulligan. Juntos serán una pieza más de lo que se presume una película con el sello al que nos ha acostumbrado el australiano -al más puro estilo Moulin Rouge (2001)-, en el que la pompa no faltará en la imagen y la música para ofrecer un espectáculo visual sin igual. Aunque, como en las críticas, a algunos agradará y otros lo aborrecerán. Os dejamos el tráiler por si aún no estáis muy contaminados por la curiosidad popular:

Y tú, ¿qué esperas de El gran Gatsby? ¿Eres fan de Luhrmann o lo consideras demasiado pretencioso? ¡Cuéntanoslo!

.

.