“Madre no hay más que una”. Eso dice el refranero popular, pero como madres hay tantas como tipos de personas en el mundo, hoy, Día de la Madre, nos hemos propuesto recopilar algunos de los modelos maternos que nos ha dado el séptimo arte en su ya larga historia. Una lista de progenitoras de cine que hemos enmarcado en cinco categorías principales, a sabiendas de que hay muchas más e igualmente destacables. Estos son nuestros cinco modelos de Madres de Cine:

1. La madre protectora:

orfanatoLa madre amorosa, entregada, la que daría la vida por sus criaturas si hiciera falta… Y digo bien, “criaturas”, porque en esta categoría podemos meter desde a la Reina Alien de la mítica saga de ciencia-ficción hasta a la madre de la niña de El Exorcista, que intenta por todos los medios que el Demonio no se quede habitando el cuerpo de su hija. Cómo olvidar tampoco a Naomi Watts en Lo Imposible, a Nicole Kidman en Los Otros o a la que sería su equivalente patrio, nuestra Belén Rueda de El orfanato. Y es que es una de las madres que más abundan en la gran pantalla.

2. La madre coraje:

angelinaDe nuevo, una categoría en sí misma. La madre valiente, abnegada y sacrificada por antonomasia. Se nos viene a la cabeza entre otras muchas la luchadora Angelina Jolie de El intercambio, la desesperada Sally Field – experta en interpretar a madres – de No sin mi hija, la heroína de Terminator y madre del líder de la resistencia  Sarah Connor o el personaje que le dio el Oscar a Julia Roberts por Erin Brockovich. Un tipo de madre, como veis, también muy del gusto del séptimo arte, porque así nos podríamos tirar horas y horas.

3. El proyecto de madre:

junoLas premadres: aún no son madres, pero lo serán. También existe un buen número de ellas en el cine, pero incluimos aquí tres que nos gustan especialmente: la aterrorizada Mia Farrow en La semilla del diablo, cuyo futuro hijo resulta ser de gran interés para sus extraños y tenebrosos vecinos; la adolescente Juno (Ellen Page), que ante un embarazo no deseado no sabe muy bien qué hará con su retoño llegado el momento; o la esperanza de toda la humanidad en un oscuro mundo sin niños, encarnada por una joven embarazada en la maravillosa Hijos de los hombres. Tres peliculones como tres soles de grandes con la maternidad futura como fondo.

4. La madre terrorífica:

psicosisLa madre que ninguno de nosotros quisiéramos tener como madre, valga la redundancia. El cine ha sabido ver en ellas un filón y contamos con una gran cantidad de ejemplos, desde la madre maltratadora de Precious a la aterradora de la reciente Mamá. No nos olvidemos tampoco de las madres castradoras y dominantes, como la fanática religiosa de Carrie o incluso la de Norman Bates de Psicosis, lo cual demuestra que ni siquiera es necesario verlas en acción para que su sola presencia pese sobre toda la cinta.

5. Madre made in Almodóvar:

todo-sobre-mi-madreCómo no darle una categoría propia a las madres sufridoras, resignadas y también luchadoras del genial director manchego, que incluso ha dirigido una cinta con un título muy propio para este día: Todo sobre mi madre. Un cineasta que tan bien ha explorado el universo femenino en su cine solo nos podía dar grandes ejemplos de madres apañadas y castizas como la Carmen Maura de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o de Volver, donde una inolvidable Penélope Cruz también cumplía con su rol de madre sacrificada por los suyos.

Sí, ya sabemos que nos hemos dejado varias e importantes categorías maternales en el tintero. Por eso, os animamos a que completéis nuestro ranking si echáis de menos a algún modelo de madre fundamental  que debería estar entre estas líneas. ¿A qué otra madre de cine habrías añadido tú? Ah, y que no se nos olvide: ¡Feliz día a todas las madres!