Marina Comas Alex Monner Los niños salvajes

Marina Comas y Álex Monner en ‘Los niños salvajes’

Siempre hemos oído que descargarnos películas o música es como robar, pero ¿por qué? ¿Por qué voy a pagar tres euros al videoclub y beneficiar a esos actores que están forrados si puedo descargármela gratis y pagarme un café y un croissant? Eso no va así.

Primero, hay una productora que tiene un proyecto, lo que vendría a ser una futura película. Esta productora pide una subvención para llevar la película a cabo y, con ese dinero, debe tener suficiente para pagarlo todo: equipo, publicidad, material, localizaciones, post-producción… Es más, muchas veces no hay suficiente y tienes que poner de tu bolsillo.

A partir de aquí, el dinero que nosotros pagamos al cine o al videoclub va a la productora para cubrir los gastos adicionales y obtener beneficios. En las grandes producciones de Hollywood, quizá no les pase nada por tener algún cliente menos, pero el problema está en las pequeñas producciones de nuestro país, en las cuales los actores no están forrados ni las productoras tienen suficiente dinero para hacer realidad sus proyectos.

Cuanta menos gente vaya al cine, menos cine veremos. No debemos ayudar a los que pretenden alejarnos de la cultura subiendo el I.V.A. al 21 %. Nos pensamos que estamos engañando a alguien, pero en realidad nos hacemos daño a nosotros mismos.