Hoy Johnny Depp cumple 50 años, ¿no es increíble? Parece difícil acostumbrarse al hecho de que las estrellas –incluso las que han forrado las carpetas de muchas fans- también envejecen aunque no nos demos cuenta y son como familiares a los que vemos crecer sin ser conscientes de ello. ¿Qué fue del chicuelo de Pesadilla en Elm Street (1984)? Se hizo mayor a lo largo de más de 50 films. Como es imposible recordarlos todos, repasaremos la lista de 10 películas imprescindibles que no te puedes perder de este actor estadounidense, nominado tres veces al Premio Oscar y ganador de un Globo de Oro y el Cesar honorífico (1999), entre otros laureles.

10. Desde el infierno (2001) – Albert Hughes, Allen Hughes

Probablemente Desde el infierno no sea una película que pueda ser recordada por su gran calidad argumentativa o por su dirección, pero es entretenida de principio a fin y, sin duda, nos hará pasar un buen rato con sus amoríos e intrigras. Situada en Londres en 1888, año en el que el temible Jack el Destripador atemorizaba a las prostitutas de Whitechapel. Depp interpreta en esta cinta al nada metódico inspector Fred Abberline, que intentará descubrir la verdadera identidad del asesino cuando el opio y su atormentado pasado se lo permiten.

9.  Blow (2001) – Ted Demme

blow631

Blow es uno de los varios biopics en la filmografía del estadounidense. En él encarna al narcotraficante George Jung, que pasó de 0 a 100 en unos pocos años en el mundillo de la droga. Estará acompañado de nuestra Pe, haciendo de su inestable novia –papel que le costó la nominación a  los Premios Razzie y no me extraña. La película es una montaña rusa de menudeo, colocones,  ambición y pasión haciéndose, en ocasiones, bastante repetitiva y convencional. No hay nada nuevo en este film y, sin embargo, merece la pena al menos conocer la historia de Jung.

8. Chocolat (2000) – Lasse Hallström

Quizá nuestro querido Johnny no sea el verdadero protagonista de este film, pero es la guinda del pastel. Años después de dirigirle en ¿A quién ama Gilbert Grape? (1993), el sueco Hallström vuelve a contar con el actor para ponerle en el papel de una “rata de río” recién llegado al pueblo de Lansquenet que está patas arriba tras la aparición de una vecina (Juliette Binoche) con la que tendrá mucho feeling. Pese a todo el chocolate que aparece, la película no empacha y merece la pena ver al intérprete en su envoltura más dulce.

7. ¿A quién ama Gilbert Grape? (1993) – Lasse Hallström

30

Con la melena al viento, el intérprete norteamericano se mete en la piel de un joven cuya vida está llena de preocupaciones: por una lado, una madre obesa objeto de burla popular; por otro, su hermano pequeño tiene una discapacidad –un jovencísimo Leonardo DiCaprio nos dejó con la boca abierta; y para más inri, Gilbert tiene una aventura con una mujer casada. Por suerte para el protagonista, llegará a su vida una chica que le cambiará la vida. Amor -romántico y familiar- y lágrimas inundan este drama que merece la pena ser disfrutado una tarde lluviosa y melancólica.

6. Enemigos públicos (2009) – Michael Mann

Esta cinta de Michael Mann es posiblemente una de las que más división crea entre los seguidores del director y el protagonista, que no nos terminamos de poner de acuerdo entre si es buenísima o un auténtico pestiño. Nos sitúa en los años 30 y nos cuenta la incesante persecución que realizó el agente del FBI Melvin Purvis –un guapísimo Christian Bale– para atrapar al  legendario atracador de bancos John Dillinger. No sabemos qué pistas dar para animarte o desanimarte a ver esta cinta de Depp pero, como a una servidora le gustó mucho, al menos pedimos intentarlo. Admite la combinación con J. Edgar (2011), de  Eastwood.

5. Piratas del Caribe (2003) – Gore Verbinski

piratas_0

Desde que La isla de las cabezas cortadas arruinase –nunca mejor dicho- el tirón de las películas de piratas, ningún director se había atrevido a contar una historia sobre estos románticos bandidos. Hasta que llegó Verbinski y convirtió a Depp en el pirata más sexy de los últimos tiempos –lo siento por Orlando Bloom, cuyo papel en la cinta es el de guaperas enamorado- y en uno de sus personajes más emblemáticos. Cuatro cintas nos ha acompañado Jack Sparrow por los mares del sur y una quinta se está horneando. Pese a que esta saga empieza a oler, hay que romper una lanza por los buenos ratos y gags que nos regaló la cinta original de la saga.

4. Miedo y asco en las vegas (1998) – Terry Gilliam

Después de la psicológica 12 monos (1995), Terry Gilliam decide embarcarse en un viaje por carretera hacia las Vegas acompañado de Depp, Benicio del Toro y un cargamento inmenso de marihuana, mescalina, ácidos y otras sustancias para darse un auténtico fiestón psicodélico. Los protagonistas vivirán un sinfín de momentos inolvidables y conocerán a personajes bastante poco usuales, entre los que destaca un melenudo Tobey Maguire, todo para crear un film donde el aburrimiento queda prohibido.

3. Donnie Brasco (1997) – Mike Newell

Donnie Brasco 1

En esta cinta basada en un hecho real y junto con Al Pacino, Depp se mete en la piel de Joe Pistone, un infiltrado en la mafia que, bajo el nombre de Donnie Brasco, conseguirá hacerse amigo de “Lefty” Ruggiero (Pacino), un miembro de la banda venido a menos pero que le ayudará a tomar contacto con las altas esferas. El polifacético Newell firma una historia de crimen y amistad teñida de ironías y muestra una imagen decadente del crimen organizado dando otro enfoque a la cinta evitando las convencionalidades que la hace sumamente entretenida. La estética setentera y el dúo protagonista son dos buenas razones para disfrutar de ella.

2. Colaboraciones con Tim Burton

2

Hasta en siete ocasiones han colaborado juntos actor y director, convirtiéndose en unos de los tándems más jugosos de Hollywood. Todo empezó en los noventa cuando rodaron Eduardo manostijeras (1990) -una de las mejores películas  de la carrera de ambos– hasta su último trabajo conjunto en 2012, Sombras tenebrosas, con algunos altibajos. Además de su primera cinta, podríamos destacar el biopic Ed Wood (1994), en el que el actor se pone en la piel del peor director de la historia del cine sacándonos unas cuantas carcajadas; o Sleepy Hollow (1999), uno de los films más inquietantes de Burton, donde una serie de crímenes pondrán en jaque a una comunidad. No tan interesante como las anteriores pero que merece la pena ser destacada es la historia de Sweeney Todd, en la que Depp se pone en la piel de asesino despechado y descubre su talento para el musical. Últimamente las colaboraciones no son tan eficaces como en su primera etapa, pero aún mantenemos la esperanza de que juntos nos regalen otra historia que merezca la pena ser recordada.

1. Descubriendo nunca jamás (2004) – Marc Forster

DESCUBRIENDO3

Encabezando el ranking tenemos otro biopic, esta vez con tintes mágicos, sobre el autor del fantástico cuento de Peter Pan, J.M. Barrie. Se nos narrará a historia real –con algunas licencias, por supuesto- de cómo este escritor es guiado por el destino a escribir la maravillosa novela que le haría famoso gracias a la extraña influencia de una familia humilde a la que conoce por casualidad. Una cinta hecha para soñadores y amantes del País de Nunca Jamás, de una increíble sensibilidad, con una pareja protagonista estrella (Depp y Kate Winslet) y una banda sonora ganadora del Oscar. Si no has visto este film te estás perdiendo al Johnny Depp más serio y humano, además de una historia que consigue llegar al corazón.

Y tú, ¿qué películas añadirías o quitarías? ¿Cuál es tu película favorita del actor? ¡Opina!

 .

.