Rambo-RockyNuestro querido Michael Sylvester Gardenzio Stallone, más conocido por su nombre artístico, Sylvester Stallone, cumple hoy 67 añitos. Aunque corra el rumor de que en el rodaje su última película, Grudge Match (Ajuste de cuentas), ha tenido que usar peluca y sujetarse el párpado derecho, que se le cae un pelín, el mítico actor, guionista y director estadounidense está hecho un chaval y vive una segunda juventud cinematográfica. Es lo que tienen las operaciones de estética y los ciclos de esteroides que, o te da un jamacuco o te pones a rodar películas de acción compulsívamente.

Puede que Stallone no sea del gusto de todos pero, a pesar de ser denostado por la crítica en muchas cintas debido a su notable musculatura y por tener menos registros y expresividad que Espinete, cuenta con una legión de fans y es un claro exponente del cine de entretenimiento de las últimas tres décadas. Y es que nunca podremos olvidar a iconos del séptimo arte como el humilde boxeador de Filadelfia, Rocky Balboa —cuyo guion escribió en solo tres días—, o ese atormentado ex boina verde y veterano de la Guerra de Vietnam, John Rambo.

Stallone-Grudge MatchPero no todo fueron tiempos de vino y rosas… Antes de alcanzar la gloria con estas dos sagas tuvo que trabajar como actor porno en la película The Party at Kitty and Stud’s, allá por los años 70, para poder costearse la carrera de Arte Dramático. Según declaró Stallone a la revista Playboy, la necesidad económica lo obligó a tomar esa decisión ya que, por aquel entonces, contaba con tan solo 20 dólares en el banco. Fue a partir de su rotundo éxito mundial con Rocky, Oscar a la Mejor Película en 1976, cuando su cuenta dejó de tener telarañas.

Sigue dando caña en sus últimos estrenos

A lo largo de los años el actor ha querido dejar atrás su encasillamiento pasándose fugazmente a los géneros cómico y dramático, sin salir demasiado bien parado. Está claro que lo suyo es dar caña con el bazooka, y una muestra de ello es su éxito con el proyecto de The Expendables (Los mercenarios), del que es director, productor y actor, y donde aparece junto a viejas glorias del cine de acción como Arnold Schwarzenegger, Mickey Rourke y Bruce Willis —bueno, este último es bastante más polifacético—. Además, como está que no para, Stallone acaba de protagonizar las cintas Bullet to the Head, que llegó a España en marzo sin pena ni gloria, Escape Plan, cuya fecha de estreno es el 18 de octubre, Reach Me, un drama indie —sí, habéis leído bien—  en el que sale de secundario, y Grudge Match, un film en el que la Warner tiene puestas muchas expectativas.

Grudge-MatchEn esta última película, que llegará a las carteleras yankees en Navidad de la mano de Peter Segal, podremos ver de nuevo a dos pesos pesados sobre el ring: nuestro cumpleañero de hoy y el gran Robert de Niro. La cinta aborda la historia de Billy The Kid McGuigan y Henry Razor Sharp, dos de los boxeadores más famosos de América que, ya retirados y con una vida tranquila, deciden enfrentarse 50 años después de su último combate. Para mediar entre las llamas de su rencor está ni más ni menos que Kim Basinger. No podemos adelantaros qué pinta tiene, dado que todavía no se ha hecho público su tráiler, pero será cuanto menos curioso ver atizarse en este épico combate final a una evolución “viejuna” de Rocky Balboa y Toro Salvaje

¿Os gusta Sylvester Stallone? ¿Pensáis que es mejor una retirada a tiempo o seguir con sus papeles de cachas eterno a pesar de que ya no esté para estos trotes? ¡Contadnos!