Como muchos de vosotros sabéis, acaba de comenzar la séptima temporada de Skins, en la que vuelven a aparecer pesos pesados de la ficción de adolescentes por excelencia, con permiso de Misfits. Tranquilos, que NO OS HAREMOS SPOILERS, pero a pesar de haber decidido cancelar la serie hace tan solo unos meses puesto que sus últimas temporadas ni de lejos le llegaban a la suela de los zapatos a las dos primeras, Channel 4 ha sabido rehacerse produciendo los últimos tres capítulos a modo de epílogo que, cómo no, volverán a estar personalizados en uno de los protagonistas.

Skins, Effy

Skins, CassieEl primero de ellos, llamado Pure, nos devuelve a escena a la entrañable e ida Cassie Ainsworth, encarnada por una Hannah Murray que aparcó durante unos días su papel en la popular Juego de Tronos para poner el broche de oro a su historia. ¿Volverá con Sid? ¿Cuántos más de las viejas glorias aparecerán? Prometimos no destriparos nada y así será.

El segundo capítulo llevará por nombre Rise y lo protagonizará el cabezaloca Cook (Jack O’Connell), quien representa a lo más destacado de esa segunda generación que no terminó de cuajar, pero que por lo menos arrastró el filón original durante unos cuantos capítulos más. Y para cerrar el ciclo con el tercer episodio —titulado Fire—, cómo no, tenemos a la imponente y cautivadora Effy Stonem (Kaya Scodelario); la ahora cotizada jovenzuela de Hollywood tiene el privilegio de haber sido la que más consiguió aguantar en la ficción inglesa y que, en cierto modo, servía como hilo conductor entre una generación y otra.

Hasta alegra a uno la vista ver cómo cuando empezaron a chupar pantalla eran unos niños y ahora muchos de ellos están en superproducciones de Hollywood, como ya recordamos hace no mucho gracias a los estrenos de Nicolas Hoult, Tony en la serie. Y si sois seguidores de la serie desde el inicio, recordaréis con un especial cariño aquel último capítulo de la primera temporada, en donde el elenco de protagonistas versionaba en modo coral el clásico de Cat Stevens “Baby, It’s a Wild World”. Aprovechando que todo inicio tiene su final, aquí os lo dejamos:

No me digáis que no os entra hasta un poquito de nostalgia al ver estas imágenes… Ya podían aprender las producciones españolas destinadas a un público joven, aunque pensándolo bien, tal vez sea mejor así para no quitarle la emoción. ¿Hay ganas de ver esta tercera temporada? ¿Has visto ya la season premiere? ¡Cuéntanoslo!

.

.