Layout 1Todos conocemos el nombre de decenas de series de televisión, quizá centenares, pero… ¿y si os preguntamos por su creador? ¿Cuántos sabríais decirme quién está detrás de tu ficción favorita? Sí, ya se que tú eres muy seriéfilo y sabes que The Walking Dead fue “creada” -que no parida- por Frank Darabont y que Chris Carter andaba detrás de los misterios de Mulder y Scully. Pues hoy podéis apuntaros a vuestra lista otro nombre, un excelente guionista y brillante mente creativa que está detrás de algunos de los proyectos más interesantes e innovadores que nos han llegado de los USA en los últimos años. Curtido en la televisiva Star Trek:Voyager y Star Trek:Deep Space Nine, su primera gran oportunidad le llegó con Tan muertos como yo, que tuvo el honor de haber sido para Showtime la Series Premiere más vista de la cadena hasta el estreno de Shameless ¡Tenían que ser los Gallagher!.

En este 2013 nos ha sorprendido con la reinterpretación de la historia de todo un icono literario y cinematográfico como es Hannibal Lecter, donde ha dado rienda suelta a su peculiar y dantesco universo.  Y ya que hablamos de su universo personal no podemos dejar de mencionar aquel cuento de hadas con toques macabros, muy “burtoniano”, que nos presentó hace ya unos años en la injustamente cancelada Pushing Daisies -aká “Criando Malvas“-. Esta “dramedia” comenzaba con la tragedia personal del pobre Ned, un joven pastelero, que siendo aún un crío descubre que puede devolver la vida a los muertos con solo tocarlos aunque este poder tiene un “gran pero“, si vuelve a tocarlos los matará definitivamente. ¿Puteante verdad? Eso no es nada, para rizar el rizo de la desgracia, Ned devuelve la vida al amor de su infancia y no puede volver a tocarla, ni un beso, ni un abrazo, nada de nada. Sí, Fuller es una mente retorcida que goza con el sufrimiento de sus personajes aunque se trate de una “comedia, más aún tratándose de un drama como la serie del caníbal donde el atormentado Will Graham no ganaba para disgustos.

La audiencia le da la espalda

heroes_season_3_peter_and_sylar

Peter Petrelli VS Sylar, en Héroes

Que seas un creador inteligente, original, diferente y con un gusto exquisito a la hora de dotar a tus creaciones de un acabado visual fuera de lo normal no te garantiza el éxito, y de eso sabe mucho nuestro protagonista. Saboreó las mieles del éxito con la ya olvidada Héroes, en donde ejerció labores de guionista, consultor y productor en más de una treintena de episodios. La serie de NBC fue un auténtico bombazo de público y crítica pero –estos son conjeturas mías- a los jefazos de las grandes networks les puede la ambición y el dinero, y lo que comenzó siendo una serie destinada a un público adulto acabo por convertirse en una serie sobre una animadora inmortal y sus problemas adolescentes –que lejos queda aquel “Save the Cheerleader, save the World”-. Héroes llegó a marcar datos realmente impresionantes en los que rebasaba asíduamente los 12 millones de espectadores e incluso alcanzó unos extraordinarios 16 millones en la Season Premiere de su segunda temporada. Pero unas tramas que no llevaban a ninguna parte, las promesas de que todo cambiaría en las siguientes temporadas y unos avances tramposos que jugaban con los espectadores acabaron con la paciencia de muchos de ellos -un servidor siguió fiel a su cita semanal con Sylar y La Compañía- y sus índices de audiencia se resintieron notablemente llevándola a marcar datos que a duras penas pasaban de los 4 millones, algo inaceptable para una producción del calibre de Héroes.

Mockingbird-Lane-Herman-Grandpa

La nueva Familia Monster


Pushing Daisies
también comenzó su andadura con excelentes datos de audiencia marcando nada menos que casi 13 millones de televidentes en su estreno pero, para desgracia de los seriéfilos, 
al final de su corta primera temporada –gracias de nuevo a la dichosa huelga de guionistas-  se había dejado la mitad de su público por el camino. De nada le sirvieron sus 12 nominaciones a los Emmy y un bombardeo publicitario: acabó muriendo en horarios estivales en su segunda temporada. Con Hannibal ya ni siquiera sirvió la enorme maquinaria publicitaria por parte de NBC; la serie se estrenó con unos poco prometedores 4,36 millones para acabar por debajo de un par de milloncejos. No obstante, la cadena ha decidido renovarla por una segunda temporada. ¿Los motivos? NBC comparte gran parte de sus gastos con otras productoras externas y las ventas internacionales han funcionado. Por fin, un golpe de suerte para el amigo Fuller, que de eso no va sobrado precisamente. El último golpe recibido fue no hace mucho, cuando se anunció a bombo y platillo su proyecto de revivir a la Familia Monster en un remake (Mockingbird Lane) que se estrenó el pasado Halloween en forma de TV movie, aunque en realidad era el piloto de la serie, cancelada antes de lanzarse al aire.

Nuevo proyecto

A pesar de los reveses sufridos, Fuller no para y ya prepara una nueva serie para el canal Syfy. La nueva producción nos contará lo que sucede cuando los terrícolas establecen colonias en la luna y encuentran nuevas formas de vida. Veremos qué derroteros toma la idea.

¿Y a vosotros qué os parece la obra de Bryan Fuller? ¿Os parecen atractivas sus creaciones? ¡Cuéntanos!