El quinto elemento, diva

La diva, entonando en El quinto elemento (1997)

Bruce Willis está que no para quieto. A sus 58 años, este viernes estrena la segunda parte de RED en nuestro país. El alopécico intérprete estadounidense continúa siendo un indiscutible reclamo para llenar multicines gracias a una carrera plagada de taquilleros títulos, que se fraguó a costa de su premiada participación en la serie Luz de luna durante los tardíos 80. Posiblemente, una de sus cintas más destacadas sea El quinto elemento (1997), la futurista película que él mismo protagonizaba junto a Milla Jovovich y Gary Oldman.

Sin embargo, como intrépidos cinéfilos que somos, una de las escenas míticas de dicho título que más retumban en nuestras cabezas después de tanto tiempo es el momento operístico con la diva extraterrestre llamada Plavalaguna. Los gorgoritos musicales de esos intensos cinco minutos en los que se mantiene el misterio de la trama principal consiguieron calar gracias al buen hacer de una jovencita francesa llamada Maïwenn Le Besco, quien encarnaba a este ser con “rastas” y un color con regusto a ballena.

El quinto elemento, Maiwenn le besco

Maïwenn Le Besco, la verdadera cara de la diva

¿Y quién es esta Maïwenn? Ojo al dato, porque entonces era nada menos que la pareja de Luc Besson, director del largometraje, con el que además tuvo una hija a los 16 años. Al margen de entrar a juzgar el excesivo gusto del realizador galo por las relaciones con hembras precoces, tal vez os interese saber que ella también tuvo un pequeño papel en la genial León, el profesional (1994), y que más tarde se pasó al otro lado de las cámaras, logrando con su último proyecto, Polisse (2011), alzarse con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

Desconocida para el gran público, y antes de que os hagáis ilusiones con su talento, sentimos deciros que la imponente voz de la diva de El quinto elemento no era suya. Esta pertenecía a la soprano albanesa Inva Mulla Tchako, que prestó su garganta —a lo Cantando bajo la lluvia (1952)— para entonar la adaptación de Eric Serra de una pieza de ‘Lucía de Baldemoor‘, la ópera de Gaetano Donizetti. En ella, se cuenta cómo la Lucía en cuestión se carga a su marido de conveniencia durante una fiesta y aparece ante los invitados con su camisón impregnado de sangre cantándole emocionada a su amor verdadero. Seguro que después de conocer la verdadera intrahistoria de la canción veis con distintos ojos esta memorable escena:

 

A lo mejor vosotros sois más del momento “multipase” o del anuncio del “Paraíso Froston”… Sea como sea, ¿conocíais la verdadera identidad de la diva alienígena de El quinto elemento? Si sabéis algún detalle más, ¡somos todo oídos!

.

.