Qué difícil es llegar a crear una película con los estándares actuales de la industria. Cuando empecé en el cine, todo era un simple juego para mí.  Había un montón de gente a mi alrededor y no conseguía entender qué es lo que hacían… Sin embargo, poco a poco aprendí el arte de cada uno de ellos:

El productor: es el que organizaba mis viajes y noches de hotel. Pero por encima de todo, lo tenía muy claro: él era el que pagaba la película.

El director: el que daba las órdenes y se ponía nervioso cuando las cosas se torcían… ¡O rei!

hobbit 1

El guionista: qué difícil tiene que ser ordenar las ideas de un iluminado.

Sonido: “¡Graba! Sshhh… ¡que pasa un avión!”

Fotografía: siempre con las manos simulando una cámara, el encuadre… Un buen director de fotografía es garantía de una buena película.

Montaje: “Vamos a ver qué nos ha filmado esta gente”. ¡Un genio!

Vestuario: Son los responsables de hacer creíble con unos pantalones y una camisa toda una época… Impresionante.

Maquillaje y peluquería: descubriendo nuevas tendencias y los arreglos en la cara de las diferentes épocas.

Distribución: “¿Es buena? Pues venga, ¡vamos a hacer copias!”

Eléctricos , coach, becarios, runners, atrezzo… Mi admiración desde el primero hasta el último… ¡Que difícil es hacer una película!