En los últimos años, cada vídeo que me ha dejado con la boca abierta y con la pregunta en el aire de “¿como ha hecho esto?” siempre ha resultado tener el mismo denominador común: Dougal Wilson. ¿Recordáis aquel de Bat for Lashes para “What’s a Girl to Do?”, en donde unos ciclistas con máscaras de animales aparecían de repente de detrás de Natasha Khan? Era de Dougal Wilson. ¿Y el de “Don’t Let Him Waste Your Time” donde convertía a Jarvis Cocker en un conductor de taxi de Londres? También era suyo. ¿Los chicos corriendo y cantando de “Love lost” de The Temper Trap? Suyo.

Todos ellos tienen algo que me fascina, que es cómo combina ideas sencillas con complicaciones técnicas en la ejecución. Aparentemente, sus vídeos parecen muy simples, pero en todos consigue dejarnos boquiabiertos como lo haría un mago con sus trucos. Me he tirado horas pillada pensando en cómo ha rodado la mayoría de sus vídeos y, supongo que por su pasado como estudiante de física, sus proyectos unen a la perfección la artesanía con el ingenio.108_PANA_opt

2.008

En el de “What’s a girl to do” de Bat for Lashes, una mezcla de ET  (1982) y Donnie Darko (2001), se quedaba con el personal en el momento en que los bikers con cabeza de animales aparecían coreografiados por detrás de la cantante. Me he llegado a  imaginar a Wilson rodando en un chroma gigante por el que circulaban los ciclistas para luego poder incrustrarlo en el plano secuencia de ella en el bosque, pero realmente lo que hicieron fue rodarlo todos juntos y luego hicieron exactamente la misma toma sin los personajes. Después, en posproducción, simplemente borraron los cachitos que podían aparecer detrás de ella.

En el segundo videoclip, según Wilson, inspirado por una escena de Agárralo como puedas (1988), decidió transformar a Jarvis Cocker en un taxista que da consejos sobre los hombres a su pasajera, desatendiendo por completo la conducción y atropellando a todo y todos los que se le plantan por delante.

Imagen3_opt (1)

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Evidentemente no pusieron a Jarvis en un taxi descarriado por las calles de Londres. Lo que hicieron fue rodar por un lado a Jarvis dentro de un taxi rodeado por un chroma en plató y, por otro lado, rodar el exterior de las calles londinenses coordinando los movimientos de cámara de manera muy precisa para que luego todo encajase ya que, otra vez, rueda todo el videoclip en plano secuencia.

 

 

Otra característica que me encanta del trabajo de Dougal Wilson es su sentido del humor, que queda patente en este videoclip de “Love Lost” de The Temper Trap, donde vemos a un grupo de chicos corriendo por un campo inglés, –con una clara referencia a La soledad del corredor de fondo (1962) de Tony Richardson–, que cantan en playback toda la canción mientras sus ejercicios de gimnasia se convierten en coreografías al más puro estilo boy band. Al final del vídeo nos deja uno de sus pequeños guiños que no os descubriré para que lo disfrutéis tal y como yo lo hice la primera vez que lo vi. Disfrutad y amad a Dougal Wilson.

.

.