El-paciente-InglésKristin Scott Thomas, británica de nacimiento pero francesa de adopción, puede presumir a sus 53 años de seguir haciendo un buen puñado de películas al año. Seguramente, muchos la recordaréis por su archiconocido papel en El paciente inglés (1996) junto a Ralph Fiennes que le valió una nominación a los Oscar. Con aquel alabado papel logró dejar atrás su desastroso debut en el cine protagonizando la primera película de Prince, Under the Cherry Moon (1986), que recibió sendas nominaciones a los Premios Razzie. Pero lo que mal empieza no siempre mal acaba y unos años más tarde su carrera comenzó a encarrilarse gracias a roles más serios junto a pesos pesados de verdad como Catherine Deneuve -que también estrena película esta semana- o Anthony Hopkins.

En la década de los 90 pudo probar las mieles del éxito en el cine cuando Roman Polanski le dio un papel en Lunas de hiel (1992) y cuando, poco después, fue premiada con el BAFTA a Mejor Actriz Secundaria por su interpretación en Cuatro bodas y un funeral (1994) -comedia británica por excelencia- junto a Hugh Grant. Después de su nominación al Oscar trabajó junto a Robert Redford en El hombre que susurraba a los caballos (1998), y con Harrison Ford o Sean Penn en otros tantos films, pero ninguno de ellos la hizo destacar lo suficiente para mantenerse arriba.

Entregada al cine francés

dans-la-maison-kristin-scott-thomas-et-fabrice-luchini-dr

A partir del 2000, Scott Thomas se entrega al cine francés y lo va intercalando con papeles secundarios en Hollywood. En estos últimos años no ha dejado de añadir títulos a su filmografía, pero sin duda son las películas francesas en las que podemos ver sus mejores interpretaciones y las que mayores alegrías le están dando, como en el thriller No se lo digas a nadie (2006), de Guillaume Canet, o su papel protagonista en Hace mucho que te quiero (2008), que le valió una nominación a los Globos de Oro como Mejor Actriz Dramática.

Además, el año pasado la pudimos ver en Dans la maison —película que fue premiada en el Festival de Cine de San Sebastián con la Concha de Oro a Mejor Película y Mejor Guion y esta semana la podemos ver en nuestros cines acompañando a Ryan Gosling en Only God Forgivesdel realizador danés Nicolas Winding Refn. Este 2013 lo cierra con tres películas y ya tiene otra tantas preparadas para el próximo año. ¿Quién dijo que las actrices de mediana edad están acabadas?