Uma_Thurman_killbill¿Os imagináis cómo habría sido Kill Bill sin Uma Thurman? Seguro que a la mayoría no os entra en la cabeza el personaje de “La Novia” si no es en la piel de la que ha quedado para la posteridad como el Ángel Vengador de Tarantino. Pues sabed que, si no hubiera sido por el fervor que este director siente por su actriz fetiche, el papel de Beatrix Kiddo podría haber recaído en cualquier otra… Y es que, cuando todo estaba preparado para empezar a rodar, la actriz se quedó embarazada de su segundo hijo. No obstante, Quentin prefirió postergarlo varios meses antes que darle una oportunidad a otra intérprete —¡gracias, maestro!—.

Kill Bill, un regalo por su 30 cumpleaños

En una más de sus geniales declaraciones a la prensa, el director puso el ejemplo de Joseph Von Sternberg y su film Morocco (1930). “Si Marlene Dietrich se hubiera quedado embarazada, ¿qué harías? ¿Seguirías adelante y harías la película con otra persona? Por supuesto que no. Esperarías a Dietrich. Y la historia del cine os lo agradecería”, subrayó. El “idilio” profesional —y puede que sentimental— entre estos dos grandes del cine yankee se remonta a Pulp Fiction, cinta en la que Tarantino quedó encantado con el trabajo de la actriz. Dicho esto, decidió escribir un papel a medida para Uma, el de la Mamba Negra, por lo que se puso manos a la obra y se lo regaló por su 30 cumpleaños.

Uma Thurman_TarantinoHasta ese momento, la carrera de esta modelo reconvertida en actriz había sufrido altibajos —véanse los casos de Las amistades peligrosas y Gattaca, en el lado de los éxitos, y los de Ellas también se deprimen y La chica del gansgter, en el de los fracasos más sonados—, algo que cambió radicalmente gracias a la saga en la que reparte leña dentro de una de las vendettas más famosas del cine. Además de los halagos de la crítica, de su nominación al Oscar y de su Globo de Oro, se convirtió en una de las actrices mejor pagadas de la época. No era para menos. En los nueve meses que duró el rodaje, en cinco países diferentes, Thurman lo dio todo en el papel más exigente para ella hasta ese momento. Entre otros logros, se pasó tres meses aprendiendo artes marciales, el manejo de la espada y el idioma japonés.

Cuando Kill Bill llegó por fin a la cartelera, a muchos nos convenció de que nadie podría haber llevado mejor ese traje amarillo en homenaje a Bruce Lee. Aunque por el momento no son más que rumores, esperamos poder verla muy pronto en la tercera parte de la saga. Mientras tanto, habrá que conformarse con los discretos papeles a los que nos tiene acostumbrados últimamente —cuando su faceta familiar se lo permite— y con su aparición en anuncios de postín. Sin duda, su aparición más esperada por muchos es la de Nymphomaniac, de Lars Von Trier, donde interpreta a Mrs. H, cuyo nombre lleva el tercer episodio del film. La película completa tendrá una duración estimada de 5 horas, por lo que su metraje se dividirá en partes. Aunque se estrenará el 25 de diciembre en Dinamarca, todavía no se conoce la fecha española, pero aquí os dejamos el tráiler para ir abriendo boca.