ahs_covenHace unas semanas os dejábamos un completo análisis del estado de forma de los estrenos de la nueva temporada televisiva que empezó en septiembre, los podéis encontrar aquí y aquí. Ahora le toca el turno a las series más veteranas de la parrilla para analizar cómo ha sido su comportamiento en este inicio de curso. Para elaborar la tabla que se muestra un poco más abajo, hemos tenido en cuenta la audiencia media de un mínimo de dos capítulos (Mike&Molly) y un máximo de diez (Boardwalk Empire). Las hemos ordenado de mayor a menor porcentaje de audiencia perdido -o ganado- por ser este dato el más representativo del estado de salud de nuestras series favoritas; no es lo mismo que The Big Bang Theory pierda un millón de seguidores, que representaría un descenso de apenas un 5 % a que lo haga una serie de éxito en la CW como puede ser Arrow para la que representaría una pérdida de un tercio de su público.

Mejoran sus audiencias

Cada año que pasa suele suponer la perdida de interés por parte de la audiencia. Este hecho es aún más significativo en el caso de los productos más veteranos pero, de vez en cuando, se dan casos en los que series con un amplio bagaje a sus espaldas, de buenas a primeras, consiguen remontar y marcar mejores datos que la temporada pasada. Este año, el caso más elocuente es el de Castle; el procedimental protagonizado por Nathan Fillion que consigue ganar 1,18 millones de espectadores (+11,55 %) en su sexta temporada, además de conseguir mantenerse por encima del 2 en demográficos… todo un logro.

No menos impresionante es el comportamiento de la familia más disfuncional y querida de la pequeña -y gran- pantalla, Los Simpsons, que consiguen ganar 600.000 espectadores (+11,28 %) en su ¡vigésimoquinta temporada! y manteniéndose por encima del 2,5 en la demo comercial en un día tan disputado como el domingo, en el que los partidos de “Football” arrasan en audiencias. ¡Larga vida a Los Simpsons!

Fenómenos de audiencia

simpsons1152

Que The Walking Dead es un auténtico monstruo que pulveriza récord tras récord ya lo sabemos todos, pero está temporada ni más ni menos ha ganado casi tres millones de espectadores (+27,35 %) convirtiéndose en la serie que más espectadores ha ganado de todas las analizadas y marcando brutales datos como los de su Season Premiere donde acaparó más de 16 millones de espectadores. Recordemos que se emite en un canal de cable, pero sus datos son propios de los mayores éxitos de las networks. Pero para repunte de audiencia el de American Horror Story con su aquelarre; la serie creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk ha conseguido sorprender a propios y extraños con un extraordinario aumento del 68,77 %,  que la ha llevado a marcar sus mejores datos históricos y a afianzar aun más su cartel de fenómeno seriéfilo.

scandalEn las cadenas generalistas también hemos vivido algunos casos importantes de incremento de espectadores. Los más notables son los de Scandal en ABC y Chicago Fire en NBC. La serie creada por Shonda Rhimes incrementa 1,83 millones (+24.3 %) en su tercera temporada mejorando los datos de su hermana mayor, Anatomía de Grey, y estableciéndose por encima del 3 en demográficos; además se ha transformado en un auténtico fenómeno que traspasa la pantalla y arrasa también en redes sociales. En cuanto a la ficción emitida en la cadena del pavo también estamos ante un caso muy especial; en primer lugar por haber ganado 1,75 millones de televidentes que supone un aumento del 26,60 % y por tratarse de la NBC, donde solo la nueva The Blacklist supera su audiencia.

La vida sigue igual

Para un buen puñado de series todo sigue más o menos como el año pasado, sin sobresaltos, marcando datos de audiencia prácticamente invariables aunque algunas de ellas ya se encontraban en el límite de lo deseable en cuanto a ratings: CSI o Nashville son dos buenos ejemplos de ello. La franquicia de forenses -única superviviente- se ha establecido en torno al 2 en demográficos y bajando de los 10 millones de televidentes; recordemos que ha abandonado la competitiva noche de los jueves para establecerse los miércoles y que estos datos pueden ir significando el cierre de la franquicia, por lo que si no es este año, no tardarán mucho. El drama musical de la ABC apenas pierde 100.000 espectadores respecto al año anterior pero sus demos -ha marcado un 1.4 en el último capítulo emitido- no son muy halagüeños.

Veteranísimas como Anatomía de Grey, Modern Family, NCIS, How I Meet Your Mother y algunas más se mueven dentro de unos parámetros estables (±5%) que las hacen respirar tranquilamente viendo desde las alturas cómo los estrenos u otras series veteranas son engullidas sin contemplación por el monstruo de las audiencias.

Series Veteranas