blue-jasmine-poster01

Por fin llega el día más esperado del año para todos aquellos que somos fans incondicionales del director neoyorkino más reconocido, y es que mañana llega a nuestras pantallas la última película de Woody Allen: Blue Jasmine. El cartel viene encabezado por la australiana Cate Blanchett que, según las críticas que nos llegan del otro lado del charco, se coloca en buena posición para conseguir el Premio Oscar, lo que supondría la segunda estatuilla para la actriz que ya salió victoriosa por su interpretación de Katharine Hepburn en El aviador (2004).

El hilo argumental de esta nueva cinta de Allen se centrará en el personaje de Jasmine (Blanchett) que, tras perder su fortuna y separarse de su marido (Alec Baldwin), se mudará a casa de su hermana Ginger (Sally Hawkins), quien lleva un ritmo de vida totalmente antagónico. Empezará así una nueva etapa en la vida de Jasmine en la que la nostalgia de tiempos mejores se mezclará con los antidepresivos que necesitará para afrontar esta nueva situación. Este argumento nos deja claro que esta vez el neurotismo tan típico de los personajes protagonistas –casi siempre interpretados por el propio Allen o encarnado en sus alter egos masculinos- recaerá sobre un personaje femenino.

Tras la decepción que muchos se llevaron con A Roma con amor, esta nueva cinta del cineasta neoyorkino aspira a ser la redención perfecta para con su público. Ante tanta expectación y tanto mono de este nuevo film con sello Allen, solo nos queda mirar el tráiler y contar las horas hasta el estreno de mañana.

Y tú, ¿crees que estamos ante una de las posibles mejores cintas del neoyorkino de los últimos años? ¿Crees que Blanchett está bien posicionada para alzarse vencedora del Oscar este año? ¡Opina!