Llamémosle vanguardista, llamémosle visionario, llamémosle nazi. Pocos adjetivos se le resisten al polémico Lars Von Trier, que vivió esta semana un nuevo capítulo en su —brillante— campaña promocional de Nymphomaniac, la que será su nueva película cuya fecha de estreno en Dinamarca está prevista para —oh, Dios mío— el mismísimo día de Navidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo tendrán que agarrarse bien los pantalones para que la terapia de choque no resulte fatal en caso de que decidan sustituir el turrón por las pantallas de cine.

Después de una serie de mínimos extractos fílmicos que desvelaban por dónde irán los tiros, la gota que colmó el vaso para YouTube fue esta última en la que lo explícito superó a lo sugerente. Durante el quinto adelanto, titulado “The Little Organ School“, las melodías de Bach aderezan una pantalla dividida en tres partes en las que un amigo se balancea, otro se contonea y un último merienda. Ejem. En realidad no es tan dramático, pero dejémoslo aquí:

 

El largometraje, que contará con dos versiones diferentes para que las mentes sensibles también puedan disfrutar de su racioncita de erotismo festivo, cuenta con un descomunal reparto que apostó a ciegas sin dudarlo por el director de Bailar en la oscuridad (2000). Entre ellos, podemos ver a Charlotte Gainsbourg, Shia LaBeouf, Stellan Skarsgard, Willem Dafoe, Uma Thurman, Jamie Bell o Christian Slater. Y aquí sí que no importan los millones de sus cachés, ya que todos han formado parte del conglomerado orgásmico que conforman los posters individuales de Nymphomaniac. Aquí os dejamos la galería completa para que decidáis con cuál os quedáis: