Hace unas semanas he tenido la oportunidad de participar en una nueva experiencia para mí. Grabé un episodio muy cerquita de mi pueblo, en Vic, donde unos buenos profesionales han tirado hacia adelante con un arriesgado proyecto bastante innovador. Se trata de una webserie, es decir, una serie de televisión lanzada a través de Internet, llamada Solisombra que contaba con un plató real donde se desarrolla toda la trama del argumento. Sobre el plató, solo decir que es un bar típico con una larga barra. En cuanto a los personajes, estos son el camarero, que es el propietario del bar (Pep Miràs) y un señor que se pasa el día entero sentado en el mismo sitio.

Marina Comas, SolisombraEn cada capítulo, vemos a un cliente nuevo que entra en un bar donde los diálogos son entre gente de diferentes clases sociales —la verdad, un poco raros— que llenan la trama de los episodios… Aunque parezca mentira, pasan muchas cosas en apenas los 10 minutos que dura y siempre con un tono de humor cotidiano.

En total, son 13 capítulos con los que se puede estar muy contento, ya que del primero ya ha habido mas de 1000 reproducciones. Para mí ha sido un placer participar con este gran equipo de gente emprendedora, con una gran ilusión y un trabajo excelente. ¡Suerte!

Se puede visitar la web-serie en: www.solisombralaserie.com

.

.