tom-hanks-is-walt-disney-in-the-first-trailer-for-saving-mr-banks

Walt Disney siempre es noticia por un motivo u otro. De sobra sabemos que a finales de enero llega a España el biopic de ese hombre que creó un imperio a partir de frases tan inspiradoras como “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

Disney será interpretado por Tom Hanks quien, como ya os contamos, ya se ha sumado a la carrera por el Oscar. Si hace poco saltaba la noticia de que la compañía Disney había prohibido que se fumara en el biopic pese a que el protagonista era un fumador empedernido y terminó muriendo de cáncer de pulmón, hace unos días se filtraba también que la única heredera del imperio Disney y primogénita de Walt  había fallecido. La entonces pequeña Diane Disney fue conocida por sus labores filantrópicas y por ser la inspiración de su padre.

La compañía vive ahora mismo uno de sus mejores momentos, y es que este 2013 ha sido el año con más beneficios de su historia, consiguiendo recaudar más de 4000 millones de dólares gracias a películas como Monstruos University, Oz, un mundo de fantasía, Thor 2 o Iron Man 3.

La época dorada de Disney

A pesar de las ganancias con cifras astronómicas y de que en estos últimos años las creaciones de Pixar han conseguido remontar y dar a luz películas tan buenas como aquellas que formaron parte de la década más dorada, la época en la que Disney brillaba con luz propia quedó muy atrás.

poster98_2

Aquella década mágica, aparte de Disney, tenía otro nombre que no es otro que el de Alan Menken: compositor por excelencia de la mayoría de las bandas sonoras de los clásicos de la factoría. En 1989, esta veda la abría La sirenita y la cerraba 10 años más tarde Tarzán. Menken se llevó ocho Oscar durante este periodo, dos por cada una de estas cintas: La Sirenita, Pocahontas, La Bella y la Bestia y Aladdin, con un extra añadido de otras 16 nominaciones. Además de las anteriores, también compuso otras bandas sonoras como El Jorobado de Notre Dame, Hércules o la más reciente Enredados.

Durante varios años, el Oscar a Mejor Banda Sonora quedó dividido en dos premios: uno para la Mejor BSO de Drama y otra para la mejor BSO de Comedia o Musical. ¿El motivo? Todo parece indicar que el monopolio de Alan Menken año tras año en esta categoría  hizo a la Academia entregar dos galardones para que otros tuvieran la oportunidad de llevarse a casa el ansiado premio.

La finalización de esta época dorada en 1999 supuso que a partir del año 2000 la Academia restableciera el Oscar a Mejor Banda Sonora a como estaba en sus inicios. ¿Crees que los mejores años de Disney han pasado a la historia 0 piensas que lo mejor está aún por venir?