White Vs LannisterEn otras ocasiones, elegir el momento televisivo más destacado del año pudo haber sido más complicado pero en este 2013 lo hemos tenido algo “más fácil”. Aquellos que pasan las horas delante del televisor tragando infames programas tipo “Mujeres, Hombres y Bíceps y Berzas” seguramente habrían elegido como el más impactante del año la vuelta al ruedo televisivo de la retocada princesa del pueblo. Sin embargo, nosotros, millones de seriéfilos insaciables, que disfrutamos con fugas carcelarias, familias mafiosas de New Jersey, físicos antisociales o mundos fantásticos con dragones y huargos, no nos conformamos con medianías; a nosotros tienen que deleitarnos con un cliffhanger descomunal que nos desencaje la mandíbula -ese final de la cuarta temporada de Dexter es un claro ejemplo-, con tramas hiladas a la perfección para decir aquello de: “lo tenían todo previsto, ¡qué grandes son!”, o con personajes ficticios que bien pudieran ser reales. Pasa, ponte cómodo y vuelve a revivir el momento más impactante del año. Nosotros te proponemos dos que ya se han convertido en historia seréfila y que tardarán mucho en desaparecer del imaginario colectivo.

Ozymandias

Nadie puede quitarle a Breaking Bad el título de serie del año. ¿Razones? Ocho últimos capítulos extraordinarios, un cierre de la historia insuperable, unas actuaciones impecables y la audiencia creciendo exponencialmente capítulo tras capítulo convirtiéndola en un evento seriéfilo de categoría mundial. Puestos a hacer memoria, jamás olvidaremos esa escena en el desierto con Walter en el coche esposado sin poder impedir que Hank y Gómez acaben tiroteados por el grupo de Jack; Walt haciendo rodar por el desierto uno de sus barriles llenos de dinero; Jesse torturado en el laboratorio; la disputa en casa de los White con esa frase mortificadora de Skyler: “Has matado a Hank”.

Ozymandias

No se puede expresar con palabras lo que supuso este capítulo para un seguidor que ha seguido desde los inicios la ficción de AMC, simplemente decir que era algo que tarde o temprano tendría que ocurrir pero que nunca imaginamos cuan hondo nos iba a calar.

Las lluvias de Castamere

Este capítulo es quizás aún más impactante que el anterior y la razón es que fue totalmente imprevisible. Como conocedor de la saga literaria Canción de Hielo y Fuego y sabedor de que a los showrunners de la ficción de HBO les gusta colar el momentazo del año en el noveno capítulo de cada temporada, ya sabía lo que iba a ocurrir desde el año anterior; pero no por ello el desenlace de esta boda de conveniencia me impactó menos. Ejecutada a la perfección y con un pulso envidiable a la hora de filmar, consigue no caer en el mal gusto y dejarnos con la mandíbula por los suelos.

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar convirtiendo el tema en uno de los más comentados de la historia en Twitter. Muchos seréfilos mostraron su indignación pagando el pato con los creadores de la serie, cientos de vídeos con la reacción de los fans visualizando el capítulo inundaron Youtube… En fin, un ruido mediático que no ha hecho sino incrementar las ganas de que llegue la cuarta temporada de la “serie del Momento”. Solo un apunte: si todo sigue según lo establecido, en esta cuarta temporada podemos volver a disfrutar de un noveno episodio que seguramente volvamos a incluir el año que viene en esta sección.

La boda roja

Y para ti, ¿cuál ha sido el momento televisivo del año?