La tónica general de este año parece ser la incertidumbre hasta que se abra el sobre con el nombre del ganador. Lo mismo ocurre con las categorías interpretativas, en las que cada uno tenemos nuestro favorito, pero falta ver si ese predilecto nuestro podrá imponerse a los demás. Lo seguro es que esta vez no será como cuando Philip Seymour Hoffman ganó su Oscar con total claridad sobre los demás. Uno de los premios más disputados e importantes de los últimos años casi seguro que nos deparará alegrías y decepciones, al elegir entre un broker drogadicto, un médico autodidacta enfermo de SIDA, un anciano, un esclavo y un estafador.

.

1. Leonardo DiCaprio, El lobo de Wall Street

Tras varios intentos, desencuentros e injusticias varias, sería de recibo que uno de los mejores actores de nuestro tiempo recibiera su Oscar por la que es posiblemente su actuación más completa y desquiciante, la cual no ha pasado desapercibida para nadie. Siendo uno de los favoritos, con el Globo de Oro y la crítica en el bolsillo, lo poco que ha gustado su personaje a los miembros de la Academia y la relación de amor y odio que han mantenido siempre nos hacen ser escépticos en sus opciones reales. Más de uno se desencantará para siempre de estos premios si Leo se queda otra vez sin estatuilla.

Leonardo-Dicaprio

.

2. Matthew McConaughey, The Dallas Buyers Club

Aparece en todas las quinielas y en las últimas semanas ha recibido los premios a los que DiCaprio no estaba nominado o que no ha recibido. Su papel más humano, el de un texano homófobo al que detectan SIDA y que busca un tratamiento alternativo que mejore la vida de los enfermos, basado en la vida real de Ron Woodroof, es de aquellos que llaman la atención de los premios, bien interpretado y que supondría la consagración de su carrera artística, con más baches que papeles buenos. Un premio a la redención.

dallas buyers

.

3. Bruce Dern, Nebraska

Antes de que irrumpieran en cartelera los dos monstruos de la actuación ya mencionados, pocos discutían que este era el año en que la industria americana reconocería la larga y dilatada carrera del veterano actor Bruce Dern, de 77 años, que con Nebraska consiguió el Premio a Mejor Actor en Cannes y similar reconocimiento en varios círculos de críticos estadounidenses. Pero de unos meses hasta aquí, las tornas parecen haber cambiado, aunque las opciones se mantienen intactas. Tampoco esperaba nadie que triunfara en Francia con el rol de un pobre hombre que viaja buscando su millón de dólares. 

bruce-dern-en-nebraska-_595_253_1044628

.

4. Christian Bale, La gran estafa americana

Para muchos es el gran tapado, el que daría la mayor sorpresa de los últimos años, especialmente debido a que, en un film como el de David O. Russell, los duelos interpretativos con sus compañeros provocan el premio a unos papeles y la ignorancia para otros. Las victorias de sus compañeras de reparto Adams y Lawrence, la competencia en su categoría y la tendencia a repartir premios cuando el nivel de las películas es alto harían complicada su elección, pero no imposible. En EE.UU. siempre han tenido preferencia por los estafadores.

la-gran-estafa-americana-157795_w1000

.

5. Chiwetel Ejiofor, 12 años de esclavitud

Cualquier otro año habría estado entre los principales candidatos e incluso se habría llevado el gran trofeo. No obstante, pocos auguran su victoria, y probablemente su papel se haya visto lastrado por la pérdida de fuerza de 12 años de esclavitud a lo largo de la temporada de premios, pasando de ser la vencedora absoluta a ganar los premios gordos para el director o la mejor película. Un hombre libre secuestrado para trabajar de esclavo, emotivo y auténtico, merece ser recompensado, pero casi seguro que no será este añ0.

12-anos-de-esclavitud-imagen-1 .

Tras repasar las candidaturas de los actores principales, aún tenemos más dudas de lo que ocurrirá. ¿Vosotros qué opináis? ¿Resarcirán a DiCaprio? ¿Reconducirán a McConaughey? ¿Podrán Dern, Ejiofor o Bale sorprender?

.