True_Detective_Serie_de_TV-799068355-large

Hace unas semanas os preguntábamos si True Detective sería la serie del año. Hay opiniones para todos los gustos en cuanto a la última ficción estrella de la cadena HBO; pero lo que no se puede negar es que se ha convertido en la serie de moda, sobre todo tras el magistral plano-secuencia de seis minutos de duración -que debería estudiarse en toda escuela de cine- por cortesía del realizador  Cary Joji Fukunaga.

Bien es verdad que ya había remarcado que la producción tenía todos los ingredientes necesarios para triunfar, pero que había que darle algo de tiempo; así que después del octavo episodio que pone fin a esta primera temporada -y esperemos que no última- podemos hacer balance de la historia que tuvieron entre manos durante 20 años Rust Cohle y Martin Hart.(Ojo Spoilers).

No es de extrañar que el domingo por la noche la web de la HBO se colapsara después de subir el último episodio. Todos queríamos saber quién era el asesino de Luisiana -Obama y Doña Leticia también- que tantos quebraderos de cabeza les había dado a nuestros queridos detectives. Pero no sólo nos interesaba la identidad del serial killer, sino que todos nos preguntábamos qué había provocado la ruptura de la relación entre ambos protagonistas.

Nic Pizzolatto ya había anunciado que estaba más interesado en indagar en la relación profesional y personal de ambos detectives que en los propios asesinatos, aunque éstos marcaban  y moldeaban sus vidas de forma constante. Si bien los primeros episodios transcurrían de forma muy lenta y casi sin novedades, a partir del episodio cinco experimentamos un gran cambio y empezábamos a dilucidar cuáles eran las razones por las que tanto Rust como Marty estaban siendo interrogados por la policía. Cohle estaba siendo investigado por estar en los sitios equivocados en el momento equivocado y la poli le seguía la pista desde que dejó el cuerpo de forma voluntaria; ya que se habían seguido produciendo hechos relacionados con el caso que se dio por cerrado unos años antes y sospechaban indudablemente de Rust.

main178

Todos se preguntaban que había estado haciendo el súper detective interpretado por el oscarizado McConaughey para que los agentes le siguieran la pista. Ni siquiera su compañero de fatigas lo sabía, pero todos tenemos claro que aunque lo hubiera sabido no habría soltado prenda. Puede que no actuaran siempre de la forma más idónea, pero ambos se respetaban el uno al otro a su manera. No se llevaban especialmente bien, pero sería el breve escarceo de Rust con la esposa de Marty, lo que pondría tierra de por medio entre ellos hasta llegar a la actualidad donde vuelven a encontrarse.

Es en la actualidad donde se produce el último giro que pone broche final a ésta primera temporada de True Detective. Pese al distanciamiento que se había producido entre los protagonistas, bastaría una charla, un par de cervezas y una cinta de vídeo para que Marty aceptara ayudar a su ex-compañero y acabar con el caso que empezaron a investigar veinte años atrás. La naturaleza obsesiva de Rust le había impedido dejar la investigación y seguir con su vida y eso le había llevado a entregarse a la causa y buscar de forma incansable al asesino. Tenía un plan, pero no podía hacerlo solo, así que ambos compañeros se reunirían una vez más, para una última misión que le llevarían por los terrenos asolados de Luisiana. El instinto de uno y la incondicionalidad del otro consiguen que la luz triunfe sobre la oscuridad.

Nada sabemos sobre la segunda temporada, a excepción de que McConaughey y Harrelson seguramente no estarán en el elenco como ya se anunció antes del estreno de la ficción. ¿Qué te ha parecido la season finale? ¿A qué nueva pareja de detectives pondrías para la segunda temporada?