Jaime Lannister PosterComenzamos con el especial dedicado a Juego de Tronos ante el inminente estreno de su hiper-esperada cuarta temporada. Esta serie de artículos están encaminados a aportar un poquito de información, sin spoilers y para no lectores de la saga, de sucesos que se mencionan o insinúan en la serie y que pueden hacer que el televidente más avispado se pierda entre detalles.

Jaime Lannister, más conocido como “Matarreyes”, es el segundo hijo de Lord Tywin Lannister y Lady Joanna Lannister. Mantiene una relación incestuosa con su hermana melliza Cersei desde su infancia y de la cual han nacido tres hijos: el pequeño Tommen, la encantadora Myrcella y el despiadado Joffrey.

El poder de atracción de Nicolaj Coster-Waldau es innegable y cumple a la perfección con este personaje considerado por la gran mayoría de los seguidores como uno de los grandes villanos de la ficción. Atractivo y peligrosamente embriagador, es descrito por sus íntimos enemigos como una persona cruel, inteligente y arrogante.

Infancia y juventud

Su madre falleció siendo apenas un niño, al dar a luz a su hermano menor Tyrion. Cersei nunca pudo perdonar este hecho al pequeño de la familia y, unido a que lo considera un enano deforme, muestra constantemente su desprecio por él. Sin embargo, Jaime parece sentir un tremendo afecto por el deslenguado Tyrion.Jaime Lannister Trono

A los quince años, Jaime fue armado caballero y de regreso a Desembarco del Rey fue informado de los planes que le tenía reservado su padre Lord Tywin: casarlo con Lysa Tully –esa loca con un hijo enfermizo que solo quiere teta-. Por consejo de su hermana se postula para ingresar en la Guardia Real -siendo el más joven de la historia en conseguirlo-, al servicio del Rey Aerys y así evitar dicho enlace.

La Rebelión de Roberth Baratheon

Mientras la “Rebelión del Usurpador” crecía, Aerys impidió que Jaime participara en el campo de batalla, teniéndolo cerca -casi como un rehén- para asegurarse la lealtad de Tywin Lannister y su numeroso ejército.

Tras la Batalla del Tridente, Lord Tywin marchó hasta Desembarco del Rey. El Rey Aerys abrió las puertas de la ciudad desoyendo los consejos de Varys y una vez dentro, el ejército Lannister saqueó la ciudad. Como respuesta, el rey ordenó a Jaime entregarle la cabeza de su padre, pero en vez de esto Jaime lo asesinó y se sentó en el Trono de Hierro. De este hecho proviene el apodo de “Matarreyes”.

Hasta aquí esta pequeña píldora informativa sobre el pasado de Jaime; hacedme caso cuando os digo que es uno de los personajes que más evoluciona a lo largo de la saga. No acabaréis encariñados con él, pero no lo odiaréis como al comienzo.