Capitan_America_El_soldado_de_invierno-Después de esa genialidad en forma de película llamada Los Vengadores, los Marvel Studios tenían un gran trabajo por delante: volver a amarrarnos a las butacas del cine como hicieron con esta ya mítica cinta de superhéroes para perder la noción del tiempo entre personajes fantásticos, villanos carismáticos y virguerías propias de los mejores héroes de acción.

La pregunta, a mi parecer, es si en esta ocasión han logrado superar ese reto. Como ya escribí por aquí hace tiempo, no lo consiguieron con Iron Man 3, que ofreció menos de lo que prometía, y en mi opinión tampoco lo lograron con la segunda parte de Thor. Y, adelantándome a lo que voy a explicar a continuación, tampoco El Capitán América: El Soldado de Invierno ha logrado alcanzar el mismo podio que aquella inmejorable reunión de superhéroes de la Marvel, a pesar de ser una más que aceptable película de entretenimiento. Pero es que, reconozcámoslo: The Avengers es mucho The Avengers

Espionaje y conspiración

El Capitán América: El soldado de Invierno está ambientada tras los sucesos de Nueva York conocidos por todos -o al menos, todos los que hayan visto Los Vengadores-. Steve Rogers (nombre real del Capitán América) se va adaptando como puede a su nueva vida en la época actual en Washington D. C. Continúa trabajando para S.H.I.E.L.D., pero cada vez alberga más dudas acerca de quién es y de sus funciones en la conocida agencia de espionaje. Hasta que un ataque directo contra Nick Furia (el siempre gran Samuel L. Jackson) pondrá patas arriba la organización y todas las ideas que la gente tenía sobre ella…

capitán-américa-el-soldado-de-invierno-No quiero contar mucho más porque eso supondría desvelar acontecimientos importantes y en esta crítica en especial sería como cargarse buena parte de la historia. Y es que si algo tiene de bueno El Capitán América: El Soldado de Invierno es toda la trama que subyace a las muy logradas escenas de acción y que recuerda con acierto al mundo de los espías y de las conspiraciones a alta escala.

Más profunda que su antecesora Capitán América: el primer vengador -y todavía más larga-, esta segunda parte presenta un Chris Evans mucho más cómodo en su papel, aunque se siga echando de menos un poquito más de carisma en el personaje. Tal vez me repita con este concepto, pero lo considero algo indispensable en el actor que interprete a cualquier superhéroe. Puede que se deba al guion, al que se le echan en falta más dosis de humor, pero no miento si digo que por momentos estaba deseando la aparición inesperada de un Iron Man que animara un poco el cotarro.

Por su parte, Scarlett Johansson cumple a la perfección con su papel de Viuda Negra/Natasha Romanoff y Robert Redford le aporta elegancia a la producción. También contamos con un “malo” a la altura del espectáculo, el Soldado de Invierno del título. En definitiva y como decía al principio: una película entretenida a pesar de su excesiva duración, que plantea ideas interesantes pero que, bajo mi punto de vista, se acaba desinflando hacia el final. Habrá que esperar a ver si Los Vengadores 2 logran superar el reto marcado…

Y vosotros, ¿la habéis visto ya? ¿Coincidís con nosotros? Venga, ¡opinad, que algo queda!