8350144-sasha-grey-open-windows

Tras más de un centenar de películas porno y su primera incursión en la gran pantalla con The Girlfriend ExperienceSteven Soderbergh, 2009), Sasha Grey llega a las carteleras españolas con Open Windows, de la mano de nuestro director más polémico Nacho Vigalondo. Da vida a Jill Goddard, una exitosa actriz. Nombre más que apropiado para el personaje ya que, no solo se ha hecho en más de una ocasión la siguiente comparación –Sasha Grey es al porno lo que Godard es al cine-, sino que además ella es una gran admiradora del director, tanto es así que su primer nombre artístico fue Anna Karina (igual que la actriz, musa y exmujer del cineasta francés). La joven empezó a lo grande en el mundo del porno: 18 años recién cumplidos y compartiendo escena con Rocco Siffredi, Jenna Haze y Belladonna. Con tan solo tres años de carrera hizo historia, y tiene incontables premios que así lo avalan. Ahora, ya retirada de ese mundillo, trabaja como actriz, modelo, DJ y escritora.

La vida antes de Sasha Grey

Por mucho que la señorita Grey sea nuestra preferida,  no fue la primera en pasarse al séptimo arte. Muchas han realizado cameos y pequeños papeles como Nautica Thorn en Lío Embarazoso, Jenna Haze en Supersalidos y Crank, Asia Carrera en El Gran Lebowski -quien por cierto, pertenece a MENSA, asociación de personas con alto coeficiente intelectual- y Veronica Hart, que apareció en diversas series de televisión (A 2 metros bajo tierra) e inspiró al personaje de Julianne Moore en Boggie Nights (1997), película en la que también apareció. Sin embargo, algunas  se han atrevido con papeles principales e incluso se han quedado en la gran pantalla para siempre.

Marilyn Chambers 

Llegó un día a un casting y se llevó la sorpresa de que era para hacer una peli porno. Aun entrando por error, revolucionó el género en los años 70, tanto por sus actuaciones como por su estética, pues fue de las primeras en atreverse con la depilación integral y en decorar sus genitales con piercings. Consiguió un importante papel en Rabia (1977)  de David Cronenberg, pero en Hollywood no se le perdonó su pasado.

Linda Lovelace

Es conocida por ser la protagonista de Garganta Profunda (1972) y su vida, digna de ser contada, fue llevada al cine en Lovelace (2013), protagonizada por Amanda Seyfried. En 1975 lo intentó con Linda Lovelace For President y fue un absoluto fracaso.

Gynger Lynn

Es tan famosa por su larga carrera en el porno como por su noviazgo con el actor Charlie Sheen. En un paréntesis entre 1983 y 1999 participó en varios títulos de serie B, en alguna comedia como American Pie 4 (2005) y en 1991 en el semidocumental Puta. Actualmente sigue activa en el cine para adultos.

Dany Verissimo-Petit

Se hacía llamar Ally Mac Tyana en homenaje a Ally McBeal, pero tuvo una corta vida de 16 meses en el porno. En 2002 fue su primera oportunidad en cine convencional con So Long Mr. Monreo de Eric Dahan. Su papel más importante fue en Distrito 13 (2004)  interpretando a Lola, personaje que fue creado por Luc Besson (guionista y productor de la cinta) especialmente para ella.

 

Traci Lords

Es una de las más conocidas, y está considerada la antecesora natural de Sasha. De su antigua vida solo podemos ver Traci, I love you (1986), ya que el resto fueron rodadas cuando ella era menor de edad, lo que llevo a la retirada del mercado de los títulos y al encarcelamiento de varios productores. Tras hacer varios thrillers de bajo presupuesto, saltó a la fama gracias al papel  que le ofreció John Waters en Cry baby (1990), con el que repitió en Los Asesinatos de Mamá (1994). Actualmente cuenta ya con 30 títulos a sus espaldas y varias apariciones en series.

Sibel Kekilli

¡No podemos olvidarnos de ella! Se trata de la privilegiada prostituta de la que Tyrion Lannister se enamora en Juego de Tronos. Aunque su caso es diferente, se hizo famosa tras protagonizar Contra la Pared (2004) y no tardó en salir a luz “su oscuro pasado” bajo  el nombre de Dilara.

El hecho de ver a actrices porno actuando en el cine convencional es siempre un atractivo para la película, ¿no?  Así al menos lo pensó Alexandre Aja cuando escogió para Piraña 3D (2010)  a varias pornstars (Riley Steele, Gianna Michaels y Ashlynn Brooke) y diversas modelos de Playboy.