ficarqHace todavía pocos días que finalizó la segunda edición del Ficarq, el Festival Internacional de Cine y Arquitectura de Avilés. Con lo cual, se puede decir que ya lo hemos dejado “reposar” el tiempo suficiente como para sacar nuestras conclusiones sobre este evento que ha llenado de cine, de arquitectura y de glamour las calles de la villa asturiana. Atrás dejamos cinco días en los que, como ya contábamos en nuestro post de apertura, se pretendía fusionar estas dos artes en un solo festival que animara el ambiente cultural del verano avilesino y no solo eso, sino que se buscaba una consolidación de cara a futuras ediciones.

Pues bien, tras dos galas de inauguración y clausura que ya quisieran para sí muchos festivales de prestigio, con un Premio Puente de las Artes a Terele Pávez y con una programación a la altura de las expectativas, podemos afirmar que sí, que el Ficarq ha vuelto con fuerza después de sus (comprensibles) tímidos inicios del pasado año. Es más, su directora, Ana María Álvarez Muriel, habla ya de la edición del 2015, de próximos fichajes y de contar con una Sección Oficial que todavía no estaba presente en el Ficarq. Con lo cual, habría un jurado, elemento necesario para empezar a hablar de un Festival con todas las letras…

gala ficarq

La actriz Cayetana Guillén Cuervo en la gala de inauguración del Ficarq

Pero dejemos el futuro y centrémonos en el presente y lo que dio de sí el Ficarq 2014, que podría resumirse en buen cine, famosos de cierta relevancia y, sintiéndolo mucho, una insatisfactoria labor del equipo de comunicación del Festival. ¿Que por qué digo esto? Desde mi experiencia, el ninguneo del equipo de Prensa fue casi absoluto: emails y llamadas no contestados, notas de prensa que nunca llegaron, falta de comunicación con los trabajadores del Centro Niemeyer… No quisiera extenderme aquí, y aun comprendiendo que los inicios son siempre difíciles, no quería dejar de trasladar mis quejas por si algún responsable del Ficarq las leyera y pudiera tomar medidas en el futuro.

Lo importante: el cine

Dejando los lamentos a un lado, vamos con lo que aquí nos interesa: el cine. Seis fueron las cintas de estreno en este festival, si dejamos aparte los ciclos de películas antiguas: Corazón de León, Viajo sola, La gran seducción, El lobo detrás de la puerta, Destino Marrakech y Begin Again; todas ellas satisfactorias en mayor o menor medida, primando la comedia sobre el drama y destacando, felizmente, el cine hecho por mujeres, aunque solo fuera en dos de dichas películas.

FICARQ

El director de las galas del Ficarq, Manuel Tallafé, con los actores Antonio Meléndez y Guillén Cuervo

Quisiera recomendar efusivamente dos de estas cintas que aún no han llegado a nuestras carteleras: La gran seducción, remake del 2013 de aquella conocida cinta de Jean-François Pouliot, y Begin Again, un drama romántico y musical del creador de la ya famosa Once. Solo por las risas y las emociones generadas por estas dos cintas puedo decir que el Ficarq 2014 ha merecido la pena. Pero, obviamente, no solo por eso: sin duda, hay que destacar el esfuerzo de Muriel por abanderar la cultura en una villa como Avilés, que hasta ahora destacaba en el apartado del teatro -desde hace ya varios años muchas obras a nivel nacional se estrenan en el bellísimo teatro avilesino Palacio Valdés-, pero que todavía no tenía su correspondencia en el cine. El Ficarq es una gran oportunidad para que esta ciudad asturiana siga creciendo y dándose a conocer fuera de sus fronteras. Por todo ello, que viva el Ficarq, aún con sus defectos que, esperemos, sean solventados en próximas entregas.