Los tres protagonistas de The Big Bang Theory cobrarán un millón de euros por capítulo. Jim Parsons, John Galecki y Kaley Cuoco multiplicarán por tres su sueldo para seguir al frente de la comedia con más audiencia del momento en Estados Unidos. De esta forma, la CBS se asegura no tener sobresaltos durante las próximas tres temporadas de la sitcom, de manera que los casi 25 millones de espectadores que sintonizan cada martes la cadena sabrán exactamente qué se van a encontrar…

the big bang theory, panorámica

…pero no todo está cerrado

¿Qué pasa con Simon Helberg y Kunal Nayar? Obviamente, los otros dos actores que forman parte de la producción de Chuck Lorre desde el principio también quieren ampliar su parte del pastel, tal y como apunta Deadline en su página web. Y es que a pesar de que su cuota de pantalla es netamente menor, queda claro que un sueldo 10 veces inferior -actualmente 100.000 dólares por episodio- se les queda corto. Warner Bros TV, la productora de la ficción, tendrá que rascarse todavía más el bolsillo y, de paso, dejarle las cosas claras a Mayim Bialik y Melissa Rauch para que no se les suban también a las barbas.

Esta peli ya la he visto

El recurrente post de 10, 2025, 49 o 61  “cosas que no sabías de Friends” incluye siempre una mención a que sus seis protagonistas también llegaron a cobrar 1.000.000 de dólares por capítulo. ¿Hasta qué punto es rentable una serie en la que solamente el gasto en actores es más de seis millones? En el caso de Friends, mucho. El precio de los espacios publicitarios se multiplicó en esas franjas al tener asegurada una brutal audiencia y ya entramos en la cultura del todo vale. Más aún cuando aparece el poder de la syndication y garantiza que ya solo en Estados Unidos se emitan capítulos de Big Bang durante los siete días de la semana  en la network. ¿Os imagináis eso ampliado a más de 100 países de todo el mundo? Ahí tenéis vuestra rentabilidad.

dghdfhyj_mini

Otro aspecto a tratar es si realmente TBBT está al nivel de Friends para merecerse dichas cotas económicas. Un servidor no lo cree. Es más, ni siquiera lo estaba durante durante sus buenas primeras temporadas, cuando Bazinga no era una expresión marketiniana y el knock, knock, knock Penny! tenía un regusto de repetitivo frescor catódico. Sin embargo, déjenlos vivir en paz. Han negociado su sueldo, lo han conseguido y la culpa por cobrar demasiado no es suya, es de quien se lo paga… y de vosotros, 25 millones de estadounidenses que le dais audiencia martes sí, martes también.