001-al-final-de-la-escapada-francia

Jean Seberg murió tal día como hoy, 8 de septiembre, en el París de 1979.  Tras esa cara angelical, resultó haber una trágica historia marcada por la muerte de su segundo hijo al nacer y por el apoyo a la organización política afroamericana Panteras Negras, razón por la que estuvo vigilada por el FBI. Su cadáver, lleno de barbitúricos y alcohol, fue encontrado en el coche cerca de su casa en la capital francesa. ¿Se suicidó o fue asesinada? Esta y otras preguntas relacionadas con adiciones, sexualidad e ideales políticos  son los interrogantes de una más que enigmática vida.

Lo que sí sabemos de ella es que se convirtió en uno de los iconos protagonistas de la venerada Nouvelle  Vague al interpretar a Patricia Franchini en Á bout de suoffle, el primer largometraje dirigido por Jean-Luc Godard. Fue escrita en 1960 en un mano a mano entre  el director y Truffaut y protagonizada por la actriz y el guapísimo Jean-Paul Belmondo. Hoy en día está considerada como una película de culto y como el punto de partida del cine moderno.

El cine no es un arte que filma vida, el cine está entre el arte y la vida (J-L. Godard)

En la Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid  hay una sala llena de televisiones con auriculares y una colección de películas. Ahí, y así, vi yo por primera vez esta cinta. Un amigo me dijo: espérame aquí y ve esto -yo en esos momentos ni siquiera sabía quién era Godard. Al salir me preguntó: “¿no estás impresionada?”. Claro que lo estaba, y fascinada con esa chica de corte de  pelo a lo garçon y pantalones de pitillo; quería vestirme como ella; que nos fuesemos a París y recrear la mítica escena gritando: ¡New York Herald Tribune! ¡New York Herald Tribune!, al igual que lo hizo Eva Green en ese impecable homenaje al cine que fue The dreamers (2003).

 

Esta secuencia es mágica: además de su belleza estética enmarcada en el fotogénico París, suena de fondo el romántico y a la vez inquietante tema compuesto por Martial Solal para la ocasión. Pero a pesar de este ilusionismo que nos trasmiten las imagánes no deja de ser extremadamente realista. Seberg y Belmondo pasean mientras este le propone que le acompañe a Roma y programan su próxima cita.

tumblr_m3umnp70K81qzi23yo1_1280Los grandes momentos del cine se dan cuando hay coincidencia entre las dotes de un director y las de una actriz dirigida por él (F. Truffaut)

Jean Seberg nació en 1938 en Iowa y pedía un deseo cada vez que soplaba las velas de su tarta de cumpleaños: ser actriz de cine. Tras graduarse en la universidad fue elegida entre 18.000 aspirantes para interpretar a Juana de Arco (1957) en la película homónima dirigida por Otto Preminger, con el que volvió a trabajar en Bonjour, Tristesse (1958). Murió con 40 años tras participar en otras tantas películas consiguiendo su sueño y dibujando una sonrisa en la memoria de todos al recordarla como la chica americana que repartía periódicos en Los Campos Elíseos.