Allá por el año 2004, una serie como Mujeres desesperadas sembró el pánico en numerosos vecindarios de Estados Unidos. La historia de estas cuatro amas de casa era solo una excusa, un McGuffin, para contarnos la vida de un barrio entero. Y como en toda casa de vececino, las apariencias engañan, por lo que era habitual encontrarse con un asesino en serie o adolescentes con secretos demasiado enrevesados para ser verdad.

Algo parecido es lo que nos plantea Cerca del mal, una de las últimas producciones del canal Crimen e investigación. En ella, nos enseñarán cómo nuestros seres queridos o personas con las que nos cruzamos a diario son capaces de las peores atrocidades. Por ejemplo, el próximo domingo (21.20 horas) habrá una historia de protección de testigos con la mafia calabresa de fondo y, una semana después, el día 30 de noviembre, una pequeña gran venganza aderezada con los celos de un triángulo amoroso en plena Bolonia. ¿Os lo vais a perder?