Clark Gable no daba el perfil para salir en la gran pantalla. Durante sus comienzos, le cerraron la puerta una y mil veces en sus narices diciéndole que no encajaba con la imagen de galán que se estilaba en los años 20. Su característico bigote y sus grandes orejas no entusiasmaban a nadie y no lo veían como gancho suficiente para ser un reclamo para el público. Sin embargo, pocos años después, todos los que un día le dijeron no tuvieron que tragarse sus palabras, ya que durante los años 30, el mito clásico de ‘El Rey de Hollywood’ ya se estaba gestando. Si lo miramos con perspectiva, en su trayectoria se acumulan más de 70 títulos, la mayoría de ellos de un gran éxito que contribuyeron a alimentar ese mito que sigue existiendo a su alrededor en la actualidad.

Hoy, cuando se cumplen 54 años de su muerte le recordamos en cinco de sus películas más exitosas, esas que le otorgaron la fama de galán cínico y de actor versátil que podía hacer tanto papeles cómicos como dramáticos. 

 

1. Sucedió una noche, las dificultades de hacer auto-stop

En 1934 interpretó su primer gran papel como protagonista en Sucedió una noche junto a Claudette Colbert. Además de valerle el único Oscar de toda su carrera, fue la primera peli que consiguió llevarse las cinco estatuillas doradas principales, pese a que nadie contaba con ello. Columbia era todavía una productora secundaria que no tenía representación en la Academia, aunque gracias a este film consiguió dar el gran salto poniéndose a la altura de otras grandes de la industria como MGM, Paramount o WB. Esta comedia romántica fresca, original y divertidísima se desarrolla durante un viaje por carretera y, a lo largo del film, van surgiendo multitud de circunstancias que irán acrecentando esa tensión entre la pareja protagonista. Un duelo de sexos que, en vez de separarlos, los va uniendo cada vez más.

 

2. Rebelión a bordo: aventuras en alta mar

rebelion11

Muchos -o mas bien muchas- son los que dicen que George Clooney es la viva imagen de Clark Gable sin bigote, sobre todo en este film de aventuras que protagonizó el actor estadounidense junto con Charles Laughton. Tan solo un año después de su éxito en Sucedió una noche, y con un poco menos de vello facial, Gable se unía al reparto de Rebelión a bordo. En ella, el Bounty es un barco que se dirige hacía Tahití en busca de algunos esquejes de árboles para poder plantarlos en las colonias británicas de América. El navío está dirigido con mano de hierro por el capitán William Bligh (Laughton) y su primer oficial Fletcher Christian (Gable). Este último sirve como contrapeso ante la actitud déspota y humillante con la que trata el capitán a su tripulación. Poco después del inicio del trayecto de vuelta una parte del grupo se amotinará.

 

3. Lo que el viento se llevó, la importancia de llamarse Rhett Butler 

Lo que el viento se llevó (1939) está considerada como una de las películas más importantes de la historia del cine. Además, fue la que le reportó a Gable su consolidación como actor tras su papel como Rhett Butler, un caballero sureño tan arrogante como cínico. Muchos catalogan este film como la película mejor contada que incluye un sinfin de géneros en sus casi 4 horas de duración. Pero por encima de todo esta esa historia de amor que por momentos es tan dolorosa, difícil y duradera como la guerra de secesión que tenía lugar en aquellos momentos y servía como telón de fondo del film.

Aunque la cinta es atribuida a Victor Fleming, otros directores colaboraron en la misma. Dicen las malas lenguas que George Cuckor fue apartado del proyecto una vez iniciado porque el propio Clark Gable pidió que se le excluyera ya que tenía conocimiento de algunas cuestiones bastante íntimas relacionadas con su vida sexual. Es así como Fleming consiguió pasar a la historia por dirigir en un mismo años las dos primeras películas en color: El mago de Oz y Lo que el viento se llevó.

 

4. Mogambo, la erótica según John Ford

El rodaje de Mogambo (1953) fue de lo más accidentado y John Ford se enfrentaba a él con pocas ganas. Tras trasladar a un grupo de unos 500 personajes a países como Tanzania, Uganda, Kenya o Guinea Ecuatorial tuvieron que hacer frente a las guerrillas que tenían lugar en algunos de estos países. Este largometraje es un remake de Tierras de pasión (1932), film que también protagonizó casualmente Gable 20 años antes. Supuso también el salto a la fama de Grace Kelly con su primer papel importante. El triángulo amoroso lo cerraba la bellísima Ava Gadner… pero no va a ser fácil dominar a este par de fieras ¡Difícil elección Mister Gable! Aunque no está de más apuntar que todo indica que tuvo un idilio más allá de las cámaras con la señorita Kelly. En cualquier caso, ambas estuvieron nominadas al Oscar por su interpretación, así que no es solo cuestión de una cara bonita.

 

5. Vidas Rebeldes, almas perdidas que  no encajan

the-misfits-001

Para cerrar este escueto repaso a la filmografía de uno de los grandes del cine hablamos de la que fue su última película. Clark se encontraba ya en el ocaso de su carrera. Tras perder al amor de su vida (Carole Lombard) en un accidente de avión y haber combatido en la II Guerra Mundial, no volvió a ser el mismo. También fue la última cinta para su compañera de reparto, Marilyn Monroe, que en esta película se deshacía de todo esa superficialidad y personajes vacíos de los que no se consiguió desprender y que la catapultaron a la fama como bombshell. Dos actores que llevaron vidas turbulentas firmaban esta carta de despedida en el film dirigido por John Huston que supo sacar de cada uno de ellos lo necesario para que todo encajara de forma natural. Una cinta sencilla de la que se desprende amargura, tristeza, melancolía y desilusión. El sentimiento de no conectar con lo que se tiene alrededor y no encontrar tu sitio contado a través de los conflictos personales de los protagonistas.

 

Los gales del cine tienen ese Je ne sais quoi que gustan tanto a hombres como mujeres. Las féminas quedan prendadas de su galantería y picardía, y ellos, solo quieren emularlos.

Y tú, ¿Cómo recuerdas al Rey de Hollywood? ¿Con cuál de sus películas te quedas?