La segunda temporada de Fargo se estrenará en otoño de 2015. Pocos, muy pocos, confiábamos en que algo bueno saliese de la perturbadora cinta que idearon los hermanos Coen hace casi dos décadas. Sin embargo, oh sorpresa, un reparto encabezado por el omnipresente Martin Freeman y el globorizado Billy Bob Thornton hizo saltar la banca al llevarse por delante las suspicacias de público y crítica. Un año después del estreno de la miniserie del canal FX, las expectativas han cambiado y el ‘hype’ ante la nueva trama que nos ofrecerán las mentes de Noah Hawley, el Show Runner, y compañía.

El avance en forma de teaser que nos han regalado hasta ahora (vídeo) mantiene la línea de un argumento frío como el hielo de Sioux Falls (Dakota del Sur), en donde estará ambientada esta segunda temporada. Allí, recuperarán la trama que ya dejó caer el personaje de Keith Carradine durante la primera entrega. De hecho, su yo con 35 años menos -interpretado por Patrick Wilson (Watchmen)- será el responsable de ejercer como hilo conductor. ¿Que de qué tratará? ¿Acaso realmente importa? Crimen local, sindicatos, mafia, excombatientes de Vietnam implicados… Todo eso son solo ingredientes que servirán como excusa para articular otra oleada de imágenes crudas, inesperadas y contenidamente violentas. Lo que viene siendo el mundo Fargo, vamos.

Los personajes de la segunda temporada de Fargo

12121collage

Además del ya mencionado Wilson, son muchos los rostros que le acompañarán a lo largo de estos 10 nuevos episodios. Entre todos, sobresale el nombre de una Kirsten Dunst (Spider-Man) que chupará mucha cámara junto a su marido en la ficción, Jesse Plemons, también conocido como Todd en Breaking Bad. Junto a ellos, Bruce Campbell (El ejército de las tinieblas) –que pondrá cara nada menos que a Ronald Reagan-, Cristin Milioti (Cómo conocí a vuestra madre) o Nick Offerman (Parks and Recreation).

Con todo, el mayor escollo que tendrá el nuevo Fargo será su propio listón. Cualquier cosa que no sea rozar el notable muy alto será una decepción mayúscula para la que, sin duda, fue una de las grandes revelaciones del calendario 2014. Al espíritu de los Coen nos encomendamos.