1280x720-ZGAJohn Lithgow cumple hoy 70 años y lleva toda su vida entregado al cine, teatro y televisión, lo que le ha llevado a estar nominado en dos ocasiones a los Oscar: El Mundo Según Garp (1982) y La Fuerza del Cariño (1983). Su último trabajo pudimos verlo en Zinemaldia 2014, protagonizando junto a Alfred Molina, Love is Strange, de Ira Sach. En ella, interpretan a una pareja gay y esta situación dio pie a ingeniosos tuits como este: “Vista Love is Strange en el #62SSIFF,va de que el Dr. Octopus y un marciano se casan y, por eso, la Iglesia se cabrea“. Y es normal pues, a pesar de su larga carrera, el actor es conocido por su inolvidable papel en Cosas de Marcianos.

La serie Cosas de marcianos

3rd Rock From the Sun, título original, es una comedia de situación que empezó a emitirse en 1996 y duró 6 temporadas con un total de 139 episodios. Para los que no visteis la serie, trata de unos extraterrestres que vienen a la Tierra como equipo de exploración encargados de observar y entender la conducta humana.

Wallpaper-3rd-rock-from-the-sun-32404671-1920-1080

Estos alienígenas toman forma humana para pasar desapercibidos en el planeta terrícola. El comandante de la expedición se reencarna en Dick Solomon (Lithgow), un profesor de física de la Universidad de Pendelton; la jefa de seguridad y teniente en Sally Solomon (Kristen Johnston), la hermana de Dick; el oficial de información en Tommy Solomon (Joseph Gordon-Levitt), el hijo de Dick y en ocasiones de Sally; y el comunicador en Harry Solomon (French Stewart), hermano de Dick y Sally. Distintas estrellas pasaron por la serie haciendo pequeños papeles, como Dennis Rodman –que dice venir de su mismo planeta-, John Cleese -disfrazado de caballero oscuro, que fue el personaje que interpretó en Los Caballeros de la Mesa Cuadrada-, y William Shatner.

En los años 90 no nos tomábamos tan en serio este tipo de serie y por lo general acababan siendo lo que veíamos mientras se terminaba de hacer la comida a llegar del cole. Aun así, la televisión de esta década guarda un toque inocente que nos hace recordar sus emisiones con cierta nostalgia. Cierto es que Cosas de Marcianos puede ser una producción relativamente olvidada pero hay quienes la consideramos todo un clásico al que merece la pena dar un segundo visionado, ya que es una simpática e ingeniosa mezcla de comedia clásica, humor absurdo, ciencia ficción y caricatura social. Cada personaje es muy diferente, está bien definido y nos muestra un ángulo desde el que mirar la sociedad. Es curioso ver ridiculizado muchas de las costumbres que tenemos tan asumidas y normalizadas como el tabaco o los roles de la mujer y del hombre dentro de la familia y la comunidad.

Una de las tramas principales de la serie es la relación entre Dick y su compañera de despacho, la profesora Mary Albright (Jane Curtin). Esta entrañable historia de amor-odio pone de manifiesto las inseguridades, deseos, celos y pasiones que conlleva. Esta pareja contrasta con la que forman Sally y Dom (Wayne Knight) -un infantil policía-, los encuentros esporádicos de Harry con la hermana de la casera, la señora Dubcek (Elmarie Wendel) o el descubrimiento de la sexualidad por parte de Tommy, totalmente influenciado por la adolescencia.

Estos visitantes a medida que conocen nuestro planeta se resisten más a marcharse. Y es que a la vez que se van integrando van encantándose con nuestra cultura, juegan con las Barbies, construyen páginas web –www.planetsolomon.com-, leen a Kerouak, van al cine, enferman, buscan trabajos y sobreviven en reuniones de amigos, fiestas de Nochevieja  y siempre todo reflexionado desde el famoso tejado donde solían salir al final de cada episodio.

3rd-Rock