outlander posterDentro de las variadas categorías en las que solemos enmarcar las pelis o series, existe una que odio con todo mi ser: la categoría “para mujeres”, especialmente cuando es aplicada de forma despectiva. Se suele utilizar sobre todo cuando la película o la serie a la que nos referimos está protagonizada por una fémina, por lo general fuerte e independiente, y además hay un romance en el transcurso de su narración. Esto me repatea, y no sabéis cuánto: ¿Es que acaso un hombre no se puede sentir identificado por una historia protagonizada por una mujer? ¿O es que las historias románticas sólo pueden estar dirigidas al sexo femenino? ¿Tan cerrados de mente somos a estas alturas?

Hago este apunte porque ya he visto en varios sitios a Outlander categorizada como “serie de aventuras para mujeres”. Sin embargo, el que le haya dado una oportunidad más allá de mirar su cartel y pensar “bah, esto es para tías” ya habrá podido comprobar que las dosis de acción, fantasía y aventura histórica son bastante más abundantes de lo que cabría esperar a simple vista. Sí, Outlander ofrece más de lo que se esperaba de ella, y además con una calidad enorme en todos los aspectos.

De sassenachs y highlanders

OutlanderUna prueba de lo que escribo y que ha cerrado bocas por doquier son sus tres nominaciones a los Globos de Oro 2016 en los apartados de Mejor drama, Mejor actriz de drama para su protagonista Caitriona Balfe y Mejor actor de reparto para Tobias Menzies. Toda una sorpresa para una serie de Starz, cadena más conocida por ficciones como Spartacus y que, por lo general, no suele estar presente en estas lides.

Pero empecemos por el principio: ¿de qué va Outlander? Basada en la saga de libros y fenómeno literario de la escritora estadounidense Diana Gabaldón, Outlander nos cuenta la historia de Claire (Balfe), una enfermera inglesa de la II Guerra Mundial que, tras asistir a un ritual pagano en su luna de miel por Escocia, será transportada dos siglos atrás en el tiempo, a la época de los highlanders. Tan sólo imaginad la situación: de repente, una mujer con una mentalidad moderna del siglo XX se encuentra con que tiene que sobrevivir sola en un lugar desconocido en el año 1743, rodeada de escoceses que la ven como una espía (o una sassenach, que en gaélico viene a significar ‘forastera’, esto es, una outlander), ya que por aquel entonces estaban teniendo lugar las luchas de los clanes escoceses contra las tropas inglesas con el levantamiento jacobita de por medio. Ello hará que nuestra protagonista tenga que poner todos sus esfuerzos en no levantar sospechas, adaptarse a las nuevas costumbres de la época e intentar comprender lo que le ha pasado para así poder regresar a su tiempo. Pero, como comprenderéis, todo esto no resultará nada sencillo para nuestra heroína. En absoluto.

claire outlanderSi este planteamiento por sí mismo no os llama suficientemente la atención, añadiré que Claire no representa en modo alguno el rol de chica perdida y asustada ante las circunstancias que le ha tocado vivir. Muy al contrario: el ser una mujer respondona y que no se deja intimidar fácilmente desconcertará a sus anfitriones, que no están acostumbrados a encontrarse con mujeres de carácter tan fuerte que les hagan frente.

Series de hombres, series de mujeres

Creo que en la introducción ya quedó claro lo que opino de estos términos, aunque, cómo no, comprendo también que todas las series van destinadas a un público específico –no, no estoy tan ciega-. También sé que de primeras y solamente viendo el póster, Outlander puede oler a pasteleo y a romance de folletín rosa. Nada más lejos de la realidad: claro que existe una fuerte historia de amor en la trama, pero os aseguro que hacía tiempo que no me encontraba con tanta crudeza en una serie como la que se ha visto en la segunda parte de su primera temporada (la única que hay por ahora).

Outlander2En ese sentido, Outlander resulta ser muy valiente, ya que se ha atrevido a mostrar situaciones que, al menos en mi caso, no había visto en otras producciones similares. Eso, sumado a las intrigas históricas de las luchas por la sucesión de la corona y a los muy logrados momentos de acción que salpican la serie, hacen de ella una ficción tan disfrutable para hombres como para mujeres, y que además cuenta con dos protagonistas de muy buen ver (algo para nada desdeñable).

Por otro lado, los personajes que nos encontramos están llenos de matices y perfectamente interpretados, desde la protagonista hasta Jamie Fraser (Sam Heughan), el sobrino del jefe del clan MacKenzie que acogerá a Claire y que desde ya es uno de nuestros héroes de ficción favoritos. Todo ello, sin dejar de resaltar un vestuario y una ambientación cuidados hasta el más mínimo detalle, una acertada banda sonora y una sucesión de acontecimientos tan entretenidos que te mantendrán enganchado a la pantalla y pidiendo que no tarde en llegar su segunda temporada. Como colofón, os dejo la preciosa cabecera de Outlander, que os transportará inmediatamente a esos maravillosos paisajes escoceses…