¿Cuándo Star Wars se convirtió en una telenovela intergaláctica? Planteada la pregunta, y antes de seguir leyendo, vayan por delante dos cosas:

  1. Me ha encantado el Episodio VII, el despertar de la fuerza.
  2. Si todavía no la has visto, deja de leer porque esto se va a convertir en un campo de spoilers.

episodio iv

Hace unos días, durante una tertulia en Canal + acerca del impacto que ha tenido el Episodio VII, el despertar de la fuerza, uno de los allí presentes soltó una frase lapidaria que me hizo reflexionar: “Star Wars no es ciencia ficción“. De pronto, todas las bases de mi cultura cinematográfica se derrumbaron ante semejante juicio sentencioso. Sin embargo, de pronto comprendí el alcance de dicho mensaje, y no le faltaba razón. Según esta teoría, todo el envoltorio alrededor de La guerra de las galaxias no es más que un McGuffin para narrar el drama familiar de la familia Skywalker.

Pongámonos en contexto. Episodio I, un pequeño padawan llamado Anakin Skywalker conoce a la princesa Amidala. Episodio II, se enamoran. Episodio III, plantan la semilla del amor y sus caminos se separan por culpa del lado oscuro. De esa unión nacerán unos mellizos llamados Luke Skywalker y Leia Organa, y ya tenemos montada la excusa argumental para la trilogía original.

La familia Skywalker en el Episodio VII

episodio vii

Son muchos los aciertos que se le pueden reconocer a J.J. Abrams como director de El despertar de la fuerza. Uno de ellos es su capacidad para contar sin mostrar. Además de ser la causa fundamental del magnífico ritmo de la cinta, esta elipsis da lugar a varios de los principales giros de guion del Episodio VII. De esta forma, descubrimos dos cuestiones que ampliarán esta nuestra querida familia Skywalker:

  1. Leia y Han Solo tuvieron un affair prolongado en el tiempo que, en primera instancia, propició que viniese al mundo Ben Solo Skywalker, más conocido como el malvado Kylo Ren.
  2. Luke, ahora un viejo maestro jedi de retiro espiritual a lo Yoda, tampoco perdió el tiempo y trajo al mundo a Rey, la auténtica protagonista del esperado largometraje.

Esos dos puntos serán los ejes argumentales de la nueva trilogía intergaláctica. Los primos Skywalker:

Darth Vader-Luke-Rey vs Darth Vader-Leia-Kylo Ren.

El nuevo menú entre los dos lados de la fuerza está servido y, desde aquí, cruzamos los dedos para que vuelva a ser J.J. Abrams el cocinero que aderece el banquete.