El Oscar a Mejor Película de habla no inglesa es una categoría muy especial y paradójica: por líneas generales, incluye películas de una calidad, por término medio, muy superior a la de muchas de las nominadas americanas en el resto de categorías, pero al mismo tiempo es uno de los reconocimientos que menos expectación levanta, salvo que seas del país de la vencedora. A mí modo de ver, una de las injusticias del sistema establecido, de marketing y taquillazos norteamericanos y en inglés. Reivindiquemos, disfrutemos y conozcamos más el cine universal, el que es de todos y no solo de los americanos.

.

1. El hijo de Saúl.

cronica-donosti-2015-el-hijo-de-saul-el-gran-debut-del-ano

La favorita indiscutible a todas luces es una historia que puede parecer típica e incluso tópica para los estándares de Hollywood, viendo La lista de Schindler. Pero no. El hijo de Saúl es una película húngara dura, fiel a la historia, difícil de asimilar, necesaria para recordar horrores de una guerra que no son imposibles de repetir. En definitiva, una obra maestra destinada a ser un clásico universal. Llama la atención además por algunos detalles: es la ópera prima del director Lazslo Nemes, procede de un país con uno de los gobiernos de extrema derecha más fuerte, y su actor protagonista, Geza Röhrig, poeta, sonó a última hora para estar nominado entre los mejores actores, con su primer papel importante en cine.

.

2. Mustang.

MUSTAN~1

Uno de los países con más nominaciones y premios en esta categoría, Francia, vuelve a los Oscar con Mustang, recientemente ganadora del Goya a Mejor Película Europea y que supone un soplo de aire fresco para una de las cinematografías más influyentes y destacadas de Europa. La historia de unas chicas adolescentes que se ven abocadas a matrimonios de conveniencia, por las normas de moralidad y por las barreras existentes a la libertad de la mujer en una aldea de Turquía, es una alternativa real a El hijo de Saúl.

.

3. El abrazo de la serpiente.

embrace-of-the-serpent-es-un-filme-violento-y-psicodelico-sobre-la-colonizacipn-del-amazonas-1452649513-crop_desktop

La tercera en discordia es la primera película de Colombia en llegar a la ronda final de los Oscar. El abrazo de la serpiente, mejor o peor tratada en los distintos festivales del mundo en los que ha participado, ha sido una de las sensaciones de la temporada grande de certámenes. Ciro Guerra presenta un retrato clásico de aventuras en blanco y negro, en el que el último superviviente de un pueblo amazónico, condenado a la soledad y sin nada, ni siquiera recuerdos, en su vida, intentará ayudar a un americano a encontrar una extraña planta. Una obra de arte de las ayudan a que una cinematografía nacional de un salto de calidad.

.

4. A war.

cronica-venecia-2015-a-war-algunos-hombres-buenos
Dinamarca está llamando la atención en los últimos años con un cine actual y más trascendente que nunca al tratar temas como la violencia, el perdón y las diferencias entre culturas. En un mundo mejor, en 2010, ya ganó el Oscar con estas premisas. A war, mucho más inmersa en el cine bélico y de acción, en el contexto de Afganistán, no deja de ser una más de este género, pero seguramente podría tener opciones de ganar si se hubiera estrenado hace años. Como curiosidad, señalar que está protagonizada por soldados y refugiados reales.

.

5. Theeb.

theeb

La sorpresa de esta edición es otra razón más para estar orgulloso del cine de Oriente medio. Theeb, film de un país de contrastes como es Jordania, es una cinta modesta pero contundente, un thriller de espionajes en la Península arábiga de la Primera Guerra Mundial en el que el honor y la supervivencia juegan un papel fundamental. Una entretenida película que quizá ya tiene su premio con esta nominación.

.

Como vemos, el nivel medio de esta edición es bastante alto, y lo sería más aún si hubieran estado títulos como El clan, 600 millas, El nuevo Nuevo Testamento o The fencer. Una vez más, os animamos a disfrutar del cine sin fronteras desde Quién te ha visto y quién TV. ¡Viva el cine!

.