¡Por fin ha llegado la semana que todos esperábamos desde hace un año! El #64SSIFF ya está aquí y Quién te ha visto y quién TV está de nuevo en San Sebastián para contaros todo con pelos y señales. La verdad es que, de momento, el nivel de lo que estamos viendo es bastante alto –salvo algunas excepciones- y queremos pensar que esto no va a decaer, ya que aún quedan muchos platos fuertes pendientes. Como ya hicimos el año pasado, hemos pensado que la mejor forma de mostraros nuestras opiniones es dividir todo en sencillas categorías:

Nuestras preferidas:

Toni Erdmann: no se me ocurre mejor manera de empezar el festival que con el film de la alemana Maren Ade. Más que nada porque aunque no llegáramos a la inauguración con La fille de Brest, se comenta que no nos perdimos nada del otro mundo. Esta comedia dramática sobre una hija y su padre tiene un toque bastante especial que hizo las delicias de los amantes del humor más negro.

nocturama_fotopelicula_10848

Nocturama: sigue los pasos de un grupo de jóvenes que se coordina para colocar bombas en varios puntos de la ciudad de París. Como era de esperar, con un tema tan polémico como el que se muestra aquí, el debate está dando para rato. Bertrand Bonello se encarga de mostrarnos lo que sienten sus personajes, dejando en el aire muchos de los interrogantes que plantea. Y esto, junto con una música y unas secuencias maravillosas, consigue crear una atmósfera de tensión constante que a mí, personalmente, me ha encantado.

Elle: siguiendo con la controversia, tenemos el thriller erótico del director de Showgirls (1995) que ha provocado bastante incomodidad entre el público del Zinemaldia. Sin embargo, creo que eso mismo es lo que pretendía Paul Verhoeven aquí, ayudándose para ello de un ingenioso cinismo que muchos hemos encontrado muy interesante.

Born to be blue: el biopic sobre Chet Baker entra dentro de las proyecciones especiales en torno a uno de los dos premios Donostia de este año. Este drama musical, que se estrenó en 2015 y aún no ha llegado a salas españolas, se ha exhibido en el festival en un único pase. Yo debo decir que, por ahora, es de lo mejorcito que he visto en estos días. Tenemos una buena historia, jazz y a Ethan Hawke…¿qué más se puede pedir?

mariaylosdemas_fotoequipoartistico_11593

Le tortue rouge: la incursión del estudio Ghibli en el cine europeo ha logrado que a más de uno se le escape la lagrimilla con este sencillo anime sobre un náufrago y una tortuga muy particular.

María (y los demás): la presencia española en la sección Nuevos Directores corre a cargo de la catalana Nely Reguera, que firma una preciosa cinta sobre los cambios en la vida adulta. Además, si para tu primer largometraje consigues como protagonista a la grandiosa Bárbara Lennie, no es de extrañar que te salga una película redonda.

Las decepciones:

Neruda: la obra del chileno Pablo Larraín ha gustado mucho a unos y horrorizado a otros. En esta ocasión me encuentro en el segundo grupo, ya que no he conseguido conectar con la historia y me ha parecido una película interminable a pesar de sus 107 minutos de duración.

Que Dios nos perdone: el problema de tener una ópera prima como Stockholm (2013) –de la que me declaro fan acérrima- es que corres el riesgo de que se formen unas expectativas muy difíciles de superar. Y esto es lo que me ha sucedido a mí con Rodrigo Sorogoyen y su último film. Vale que he disfrutado bastantes cosas –el suspense, por ejemplo-, pero ha habido otras que me han enfadado mucho y el conjunto final me ha sabido a poco.

Ni fu ni fa…:

En este apartado incluyo todo aquello que aunque no ha llegado a disgustarme, tampoco me ha removido mucho por dentro. Véase Little men (Ira Sachs), El hombre de las mil caras (Alberto Rodríguez), Los 7 magníficos (Antoine Fuqua) y Compte tes blessures (Morgan Simon).

Bueno, estad atentos los próximos días, ya que seguiremos informando de todo lo que vamos viendo. Y mientras tanto, no os perdáis el seguimiento de algunas de las ruedas de prensa a través de nuestras redes sociales.